prolife

POR PROMAGAZINE

Exponer la realidad es un asunto duro de tratar cuando se revela o restringe información. La privacidad, actualmente, es solicitada no sólo por usuarios digitales, sino también por  figuras públicas...

Exponer la realidad es un asunto duro de tratar cuando se revela o restringe información. La privacidad, actualmente, es solicitada no sólo por usuarios digitales, sino también por  figuras públicas y reconocidas del medio. Toma un giro inesperado al ser monitoreada, principalmente, por la tecnología. Bien se trató el tema a profundidad sobre las regulaciones en los nuevos medios de comunicación (pág. 16 en revista), porque ahora 2 sucesos recientes reflejan las repercusiones de la privacidad como delimitador de fuentes: la censura cibernética china y los Panama Papers.

A finales de marzo, el buscador Google en China estuvo accesible de manera breve después de estar 6 años censurado por las autoridades del país debido a los ataques cibernéticos contra usuarios de Gmail y a los desacuerdos con el Gobierno. Sin embargo, se cree que introdujo una serie nueva de servidores IP para algunas zonas de Asia que el aparato censor tardó en reconocer, hasta que casi dos horas después bloqueó el buscador de nuevo. A pesar de ello, Google quiere aumentar su presencia en China y se mantiene en constante diálogo con las autoridades del país.

Recién empezó Abril, se filtraron los resultados de uno de los más complejos proyectos de periodismo de investigación, conocido como Panama Papers. Esta investigación documentó una red que involucra a decenas de figuras políticas, financieras y celebridades que presumen relevanci financiera y fiscal, recurriendo a empresas offshore para esconder grandes riquezas. El impacto que tuvo esta revelación fue tal, que el primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, renunció a su cargo después de la manifestación de miles de personas que exigían su dimisión.

Ante esto, ¿es responsable la privacidad de beneficiar o perjudicar la verdad? El derecho a acceder a la información es necesario para el libre debate de las ideas y el desarrollo de cualquier sociedad: hacer de la privacidad un requisito más que un derecho es lo que ha ocasionado ventajas y desventajas para dicha sociedad que siempre demanda transparencia y objetividad por parte de sus superiores. 




NOTAS RELACIONADAS