proselects

POR PRO Magazine Staff

El panorama que hoy ofrece Nuevo León es distinto al que existía hace 10 años, basta con observar las construcciones y desarrollos a nuestro alrededor.

Hasta hace apenas un par de décadas, los desarrollos horizontales y centros comerciales centrados en las compras eran la tendencia a seguir en Monterrey; sin embargo, el esparcimiento de la mancha urbana, junto con el encarecimiento de la tierra y un segmento que busca encontrarlo todo en un solo lugar, han dado paso a una nueva tendencia: los desarrollos verticales y de usos mixtos. Hoy la ciudad ofrece un panorama totalmente distinto: altos desarrollos verticales que integran comercio, oficinas y residencias.

Los desarrollos de uso mixto combinan múltiples usos y servicios dentro de una propiedad, edificio o desarrollo, tales como fines residenciales, de oficinas, hoteles, centros comerciales, espacios industriales y lugares comunitarios. Hoy cobran total popularidad porque aprovechan los grandes espacios de reciclamiento urbano, por la rentabilidad que ofrece a los desarrolladores e inversionistas la mezcla de proyectos en un mismo espacio, porque facilita la movilidad urbana y favorece la productividad que cobran las instalaciones al ampliar los horarios y movimientos de uso dentro del mismo complejo.

Para los desarrolladores, los edificios y desarrollos de uso mixto toman ventaja de las horas pico para un uso en específico, es así como espacios de oficinas en determinadas horas pueden tener otros usos como restaurantes o lugares de esparcimiento. Esto permite un desarrollo más grande, mejor aprovechado y con menos requerimientos en estacionamiento y en la infraestructura, promoviendo mayor capacidad en áreas de ocupación y obteniendo un mayor valor en la propiedad. Por ejemplo, un edificio corporativo tiene un uso de lunes a viernes y en horarios de oficina, pero fuera de dicho horario se vuelve improductivo porque se detiene toda actividad; en cambio, en un uso mixto que combina oficinas con centro comercial y entretenimiento, al horario normal de oficinas se le suman actividades de fines de semana y horarios más amplios de movimiento entre semana, haciendo más productivas las mismas instalaciones.

Para los usuarios, comerciales y de oficinas, el que en un desarrollo de uso mixto se encuentre ubicado junto a marcas fuertes tiene un efecto de halo, por ejemplo, en un centro lifestyle de uso mixto, centros de servicios en planeación financiera y oficinas dentales y de medicamentos anestésicos, experimentaron un incremento de clientes al asociar su ubicación con marcas comerciales de alta exclusividad. Los usuarios de oficinas ven como un incentivo importante para sus empleados la accesibilidad a un centro comercial, a un gimnasio y a espacios para la comunidad.

En las comunidades, un desarrollo de uso mixto puede reducir los tiempos de transportación y fomentar el tráfico de clientes mucho más allá de horas de oficina normales. El desarrollo residencial en comunidades de uso mixto a menudo impulsa las ventas residenciales debido a su proximidad con servicios tales como restaurantes, supermercados y centros comerciales, mientras que la proximidad de los residentes asegura a los comercios una base de clientes más amplia.

También es importante señalar que, este tipo de proyectos favorece la revitalización de espacios urbanos, porque muchos de ellos son desarrollados sobre espacios ocupados por viejas construcciones o en áreas que en el pasado fueron utilizadas con otro objetivo, en algunos industriales, que por el crecimiento de la ciudad dejaron de ser funcionales, y que ahora cobran nueva vida gracias a este concepto.

Los complejos de usos mixtos son una tendencia que ha llegado para resolver problemas de movilidad urbana y ya empieza a transformar el desarrollo de Monterrey, así como de otras grandes urbes de México. Se trata de una tendencia que se depurará los años por venir, añadiendo o quitando ciertos elementos para adaptarse a la constante demanda del mercado. Sin embargo, los usos mixtos han llegado para quedarse.

 

TORRE KOI      LoLA     TERRALTA    

ARBOLEDA     LAS HUASTECAS      HIGHPARK

 

POR MÓNICA CELEDON, Marketing Coordinator en Colliers International Monterrey




NOTAS RELACIONADAS