probusiness

POR Victoria147

Muchas veces frenamos nuestros planes sin saber que con sólo seguir estos cinco pasos podríamos no detenernos

El entono global al que nos estamos enfrentando ahora, deja espacio a muchas especulaciones que como emprendedor nos genera angustia. La manera en la que afrontas las situaciones puede ser clave para lograr o no el objetivo que tienes en mente.

Siempre aconsejan que antes de actuar tengas un objetivo bien planteado en mente y las posibles vías de acción para alcanzarlo, pero ¿qué pasa cuando ese objetivo se ve cada vez más lejano debido a las circunstancias imprevistas y la manera cómo las has afrontado?

Claramente es necesario contar con una actitud positiva ante la vida, tener visión a futuro y como algunos otros aconsejan decretar que obtendrás ese proyecto. Seguramente antes de ser emprendedora, te habrás preguntado alguna vez, ¿cómo fue que tu compañero de trabajo logró cierto ascenso o bien que, tu amiga, obtuvo beneficios adicionales en su nuevo trabajo?

Lograr lo que te propones en gran medida también depende del liderazgo que tengas ante las circunstancias y sobre todo al momento de estar en una negociación/mediación. Por ello, te compartimos cinco consejos que seguramente te ayudarán en tu liderazgo; por ende, en tu emprendimiento.

 

Busca un ganar-ganar.

Siempre que estés ante una situación de negociación busca que el resultado sea benéfico para todas las partes. En ocasiones, debes aprender a ceder y modificar tu estrategia al momento de estar sobre una mesa de negociación. Aprende a leer a tu interlocutor, trata de ser empática y no aceptes algo por el simple hecho de ver que puedes perder el proyecto a sabiendas que no será bueno para ti.

 

Da confianza.

La confianza es clave dentro de un equipo de trabajo, es un elemento que ayudará a construir un clima positivo, de crecimiento e innovación dentro de tu empresa. La confianza nace cuando tienes una comunicación abierta con tu gente, cuando ellos se sienten escuchados y con las habilidades necesarias para realizar su trabajo. Que el tipo de liderazgo que tienes con tu equipo sea uno que genere un ambiente positivo y propicio para la acción.

 

Aprende a delegar.

Al iniciar tu empresa era común que siempre estuvieras haciendo de todo, conforme tu empresa crece y se integra más gente a tu equipo es importante que aprendas a dejar ciertas labores en mano de los demás, para que tú puedas dedicarte a la parte estratégica. Aprender a delegar no es cosa sencilla, pues siempre crees que no hay nadie mejor que sepa hacer las cosas más que tú, que conoces desde el inicio la empresa. Sin embargo, es importante que confíes, des confianza y herramientas a tu equipo para que se haga cargo y tome las riendas de las acciones y decisiones que se deban de tomar.

 

Busca el momento óptimo.

Está bien celebrar los aciertos, pero también debemos aprender a reconocer el esfuerzo que se realiza durante el proceso. Las tres peores acciones que puedes hacer es:

1) olvidarte del trabajo

2) centrarte sólo en el resultado,

3) regañar a tu equipo cuando algo sale mal.

Busca el momento óptimo para agradecerles la dedicación, dales retroalimentación sincera y en caso que debas llamar la atención a alguien, hazlo en privado, de manera individual. Estas acciones ayudarán a mantener una motivación elevada, fortalecerá el sentido de pertenencia y sobre todo habrá un ambiente de confianza y credibilidad.

 

Pierde el miedo a decir NO.

¿Cuántas veces te has visto en apuros por no haber dicho con tiempo no? En ocasiones el temor de perder una gran oportunidad aún sabiendo que no estás en posibilidades de concretar correctamente te lleva a tomar decisiones que después "te hacen sufrir", ya sea porque tienes pérdidas económicas, de credibilidad e incluso de frustración y desmotivación de tu gente.

Es mejor decir NO en el momento preciso o bien ser sincera y aceptar pero con las condiciones sobre la mesa, de esta manera tu cliente sabrá a qué atenerse y tú no estarás sufriendo después.

Finalmente, no dejes que el ambiente económico que estamos viviendo te afecte y dé miedo de actuar. Lo peor que puedes hacer es detener tus planes. Lo que sí debes hacer es tomar decisiones informada; cuida las cosas que sí están en tu control; busca fortalecer el comercio nacional, busca proveedores del país; por último, explora nuevos mercados, probablemente este tiempo de crisis e incertidumbre puede ser idóneo para ver alternativas a tu producto y/o mercado.

En Victoria147 queremos ayudarte, escríbenos a contacto@victoria147.org y cuéntanos de ti.

 

 

 

 

 




NOTAS RELACIONADAS