probusiness

POR PRO Magazine Staff

El comercio electrónico representa una inmensa variedad de oportunidades y posibilidades para los consumidores, de adquirir bienes y/o servicios ofrecidos por proveedores en todas partes del mundo.

El comercio electrónico (e-commerce), es definido por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), como el “proceso de compra, venta o intercambio de bienes, servicios e información a través de las redes de comunicación”.

Desafortunadamente, no siempre el Derecho evoluciona a la par de la tecnología, ni de los cambios y fenómenos sociales que el uso de tecnologías de la información e Internet generan en la sociedad; por ello, es indudable que el comercio electrónico requiere de nuevas regulaciones que, de forma específica, se adecúen a la situación y necesidades actuales, o bien, la reinterpretación de las regulaciones y normas ya existentes, para ser aplicadas a las nuevas situaciones y dar solución a los múltiples problemas, dificultades y complicaciones que se generan con las transacciones comerciales vía electrónica.

Dentro de las dificultades se encuentra; la determinación de la ley aplicable y tribunal competente en caso de controversia entre proveedor y consumidor; la confidencialidad de datos personales; garantías y calidades del producto y/o servicio ofrecido y adquirido; la entrega y cumplimiento de lo ofertado por el proveedor; y la existencia de prácticas comerciales engañosas, etc.

El comercio electrónico, como una actividad mercantil, se encuentra regulada, de forma muy limitada en un Título especial en el Código de Comercio, regulación que no da una solución real a los problemas prácticos que surgen y se derivan de tales transacciones comerciales.

Dentro del marco jurídico nacional, la Ley Federal de Protección al Consumidor contiene disposiciones generales y genéricas sobre comercio electrónico, con las que se pretende proteger al ciber consumidor en las operaciones o transacciones efectuadas a través del uso de medios electrónicos, ópticos o de cualquier otra tecnología. Para conocer tus derechos como consumidor electrónico, puedes consultar el capítulo VIII bis de dicha legislación en el siguiente link: https://www.profeco.gob.mx/juridico/pdf/l_lfpc_ultimo_CamDip.pdf

*Lee el artículo completo en nuestra revista impresa*




NOTAS RELACIONADAS