probusiness

POR PRO Magazine Staff

Vender tu casa es sencillo y no necesitas invertir mucho dinero para que luzca como nueva.

¿Estás pensando en vender tu casa o departamento? Con la infinidad de opciones en el mercado, la competencia nunca ha sido más ardua. Sin embargo, siempre hay clientes que buscan residencias ya existentes ya sea por cuestiones de facilidad o porque éstas pueden encontrarse en lugares más accesibles. Para poder hacer que tu casa sea más atractiva para tus clientes potenciales es importante que la propiedad se encuentre en óptimo estado. Ahora te daremos unos tips para que le agregues valor a tu residencia sin invertir demasiado.

LO MÁS BÁSICO

1. Pinta las paredes de tu hogar ¡Si suena simple, es porque lo es! Una casa que tiene acabados nuevos y/o bien cuidados da la impresión de que es nueva. Pintar tu casa le dará un aire nuevo a la residencia y hacerlo en colores neutros siempre inspira calma y confianza en el lugar.

2. Cambia tus accesorios Las modas cambian constantemente, y es posible que hayas instalado chapas, contactos o focos que ya no estén muy acorde a los tiempos o que estén desgastados con el uso. Se recomienda utilizar siempre accesorios con colores y tonos plateados, pequeños y con líneas rectas pues tienden a verse más contemporáneos y gustan a un público más amplio. Bonus tip: Combinar pintar y cambiar los accesorios de tu cocina es algo que le agrega nueva vida a una de las áreas más importantes de la casa.

MÁS ADELANTE

3. Otros accesorios Las puertas y los muebles sanitarios son objetos en los que la gente tiende a fijarse mucho, y, de nuevo, pueden pasar de moda o deteriorarse muy rápido. Cambiarlos asegurará que tanto las entradas a los cuartos y a los baños luzcan mucho más limpios y en mejores condiciones.

4. Entrega completa Es común que, por desconocer el gusto de los clientes, muchos de los detalles que deben cambiarse se dejan a un lado. Sin embargo, es importante reparar cualquier cosa que no esté funcionando adecuadamente. Si las persianas no suben o bajan, si las ventanas no abren de manera apropiada, o rechinan las puertas de los muebles, da la apariencia de que la residencia está en mal estado y de que va a requerir una mayor inversión por parte del cliente.

5. Asesórate con un profesional Una persona dentro de la industria te podrá asesorar con el valor de la casa conforme a la zona, los mejores lugares para publicitarla y la atracción de clientes potenciales. No pienses en que vas a tener que pagar una comisión, sino en el tiempo que vas a poder ganar al no tener que ocuparte del trabajo que conlleva vender una propiedad. Existen, inclusive, profesionales que te podrán conseguir los mejores precios y personas de confianza para hacer los arreglos necesarios en tu hogar, ahorrándote tiempo y dinero en tu mini remodelación.

POR KÚBIKA. www.kubika.com.mx.




NOTAS RELACIONADAS