proconnect

POR Adriana Lozano

Todo lo que necesitas para triunfar en este sector, por uno de los más grandes de la industria restaurantera.

Tener un negocio exitoso no es cuestión de suerte ni de seguir un esquema. Es necesario mucho trabajo y tener el interés de cambiar y adaptarte a tus clientes y a los tiempos. 

Se estima que para finales de este año haya en nuestro estado alrededor de 18 mil restaurantes en operación. Este crecimiento sigue una tendencia local que va de la mano del boom de otra industria importante para Nuevo León, el de la construcción y el desarrollo inmobiliario.

Sin embargo, la sobreoferta ha tenido ya represalias en ambos y, como prueba, están todos aquellos establecimientos que han cerrado antes de cumplir los dos años. La sobreoferta, por lo tanto, se ha convertido en el reto más importante al que se enfrentan los restauranteros, sin importar los años que tengan laborando en este ámbito.

"La oferta crece un 20% anual y la demanda en el mercado crece un 5%, entonces hay un diferencial enorme. Eso tiene algunos beneficios: te hace sumamente competitivo. Tienes que innovar y pensar en cómo hacer las cosas bien".

Por otra parte, pulveriza el mercado ya que desafortunadamente está creciendo demasiado. Pero hay muchos conceptos que sin duda aportan valor y nos hacen más competitivos. Yo creo en la competencia, nos ayuda a ser mejores y a hacer mejor la tarea”, comentó Cristian Rodríguez, director de La Buena Barra, Doble B y La Gran Barra. Sin embargo, sus trece años de trayectoria atestiguan que tener éxito dentro de este sector es posible.

Estas son algunas de sus recomendaciones:

  1. Tiene que ser tu vocación. “No es un negocio fácil. Todo mundo piensa que va a ser un negocio sencillo tener un restaurante, que van a estar tus amigos y familiares, pero a la segunda semana van a querer ir a otro restaurante, y es normal. Te tiene que apasionar mucho, tener vocación y, como en todos los negocios, sacrificar mucho para poder tener éxito”, explicó el director.
  2. Propón algo nuevo. “Tratamos de no repetir conceptos que ya están. Con Doble B y La Gran Barra queremos que los clientes vean que es algo propio, nuevo y no lo mismo del resto. Encuentras mucho el ‘quiero ser como esto, quiero ser como aquello’ en este negocio. Yo creo que muchos restauranteros cometen el error de copiar al restaurante que le está yendo bien en lugar de hacer su tarea y buscar sus propias ideas y propios gustos”, complementó.
  3. Piensa en la ubicación. “Sin duda lo que nos inspiró es la gran ubicación que nos da Plaza Arboleda, nos encantó desde un principio. Vinimos a pelear esta ubicación porque pensamos que es una ciudad dentro de una ciudad. Una serie de restaurantes que van a abrir aquí son muy buenos”, platicó.
  4. El servicio es lo más importante. “Nuestra especialidad siempre ha sido el servicio. Hacemos mucho hincapié en el servicio que eso es lo más importante, reconocer a nuestros clientes, consentir a nuestros clientes con toda serie de ingredientes que deben de lograr que los clientes que nos visiten se la pasen de maravilla”, complementó.
  5. Estudia. “Siempre en todos los negocios hay una curva de aprendizaje, el mejor consejo es prepararse mucho, leer mucho en lo que vas a entrar, tratar de preguntar con la gente que tiene experiencia y cuidar los puntos que tienes que cuidar”, finalizó.




NOTAS RELACIONADAS