prolife

POR Fernando Bolaños

Volar es importante tanto para el turista como para la industria. Conoce un poco del desempeño de los aeropuertos en nuestro país.

El sector turismo es uno de los motores del crecimiento económico de México: contribuye con el 12% del PIB. El dinamismo del sector presenta diferentes catalizadores que afectan su crecimiento y que van desde la situación económica de México, la seguridad, el clima, la paridad cambiaria y los precios de la turbosina, entre
otros factores.

Uno de los aeropuertos más importantes de nuestro país, el aeropuerto de la Ciudad de México, concentra cerca del 33% del tráfico nacional, mientras que los privados (ASUR, GAP y OMA) acumulan el 63%, dejando a otros participantes con el 4%. Estos tres grupos aeroportuarios representan al sector turismo dentro del mercado bursátil mexicano.

Durante el 2017, el tráfico de pasajeros se incrementó en 8.5% vs 2016 (considerando el nacional e internacional), lo cual es positivo; sin embargo, representa una desaceleración normal (por difíciles bases de comparación) desde los máximos observados en 2015 (12.6%). Por otro lado, de acuerdo con cifras del Consejo de Promoción Turística, la gran mayoría de los vuelos con visitantes internacionales provienen de EE.UU. (59%), seguido de Canadá (10%) y Reino Unido (2.7%), mientras que el total de estos pasajeros internacionales se incrementó en 12% durante el 2017 vs 2016.

Derivado de la solidez en los crecimientos del tráfico de pasajeros, los grupos privados aeroportuarios han presentado buenos resultados durante el 2017, lo cual también se reflejó en un rendimiento muy similar dentro de la cotización de sus acciones y en donde el precio de la acción de ASUR y GAP se incrementó aproximadamente 23%, mientras que para el caso de OMA, aumentó el 24%.

Si bien es cierto que en el 2018 el tráfico de pasajeros podría presentar crecimientos inferiores al 2017, esto no debe considerarse como una señal de debilidad en el sector turístico, sino que es una estabilización natural, por lo que dependerá de los factores mencionados previamente para que se modifique el rumbo de las tendencias positivas que actualmente goza el sector turístico de México.




NOTAS RELACIONADAS