probusiness

POR Mario Reyna

¿Sabías que la actividad humana ha logrado que, en poco tiempo, la Tierra envejezca como si hubieran pasado miles de años? Es importante que consdieremos las consecuencias ambientales de las actividades que realizamos, su impacto en nuestro país y las multas que aplica la autoridad ambiental.

El principal culpable de la contaminación ambiental que tanto aqueja a nuestro México se debe a los volúmenes excesivos de dióxido de carbono (CO2), que a su vez, provoca la elevación de la temperatura media global y el aumento de los niveles del mar.

La contaminación ambiental puede llegar a ser mortal, por ejemplo, algunas de las enfermedades que propicia la contaminación son los resfriados, la conjuntivitis, la tos ferina e inclusive el cáncer pulmonar, por lo que es válido inclusive señalar que esta situación se considerase como de seguridad nacional.

En lo particular, nuestra ciudad de Monterrey se ubica en el segundo lugar a nivel nacional con más pérdida de productividad ocasionada por la contaminación ambiental, tanto por los vehículos automotores que utilizan combustibles que proceden de energías no renovables y por todos y cada uno de los ciudadanos que integramos la ciudad, al tirar grandes cantidades de basura a la intemperie sin crear tierra cultivable que actúe como un contrapeso a todo lo anterior.

No obstante, es posible que en nuestra actividad cotidiana, en la realización de obras o en general del objeto de nuestra empresa existe la probabilidad de infringir algunas de las normas ambientales, por lo que es importante estar informado de las sanciones adminsitrativas y de los permisos y autorizaciones para evitar dichas sanciones.

Primeramente, para comprender el nivel de responsabilidad de las empresas que pongan en riesgo el medio ambiente, recordemos que el artículo 10 de la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental nos obliga a todos de la siguiente manera:

"Toda persona física o moral que con su acción u omisión ocasione directa o indirectamente un daño al ambiente, será responsable y estará obligada a la reparación de los daños, o bien, cuando la reparación no sea posible a la compensación ambiental que proceda, en los términos de la presente Ley de la misma forma estará obligada a realizar las acciones necesarias para evitar que se incremente el daño ocasionado al ambiente."

De esto resulta evidente que solamente nosotros, los habitantes, somos responsables del daño que ocasionemos a nuestro medio ambiente, pues es la actividad humana el factor que más pone en riesgo nuestra propia calidad ambiental.

La leyes ambientales mexicanas disponen de diversas sanciones y multas por ingrinir las disposiciones de dicha ley, entre las más importantes se encuentran las relativas a la contaminación del aire, como la señalización de los límites de contaminantes por circulación de automóviles.

Por ejemplo, en algunos estados de la República como CDMX, Hidalgo, el Estado de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala, estás deberán mantener los límites de contaminantes establecidos por la NOM-167-SEMARNAT-2017, de lo contrario las autoridades podrán multar a los títulares de los automóviles con multas entre 3 mil y 4 mil pesos.

Ahora bien, si eres una empresa que se dedica a obras hidráulicas, petroleras, de minerales, residuos radioactivos, forestales, parques industriales, desarrollos inmobiliarios en ecossistemas costeros, pesqueras, obras en áreas naturales u obras en general que puedan causar un desequilibrio ecológico grave o daño a la salud pública, es obligación contar con una Autorización de Impacto Ambiental, emitida por la SEMARNAT, la cual se trata de un permiso especial en donde la autoridad evaluará el proyecto u obra a realizar y de considerarse segura, se otorgará el permiso.

Consecuentemente, si tu empresa de alguna manera emite emisiones tóxicas al medio ambiente, deberá contar con una Cédula de Operación Anual, tramitada también ante la SEMARNAT y regularmente esto incluye a las industrias quimícas, de hidrocarburos y electríca.

Entonces, la persona o el proyecto no cuenta con ninguno de los documentos anteriores, estándo obigados a trámitarlos y la autoridad inspecciona la obra, podrás hacerte acreedor a una o varias de las siguientes sanciones:

a) Multa de 30 mil a 50 mil días de salarío mínimo vigente ($2, 650,800.00 a $4, 418, 000.00)

b) Clausura temporal o definitiva, total o parcial, cuando no se cumplan las medidas correctivas o de urgente aplicación, reincidencia, o desobediencia en 3 o más ocasiones.

c) Arresto administrativo.

d) Decomiso de instrumentos relacionados con las infracciones.

e) Suspensión o revocación de las conseciones, licencias, permisos o autorizaciones correspondientes.

De no susbsanar las infracciones que la SEMARNAT dicte, podrán imponerse multas por cada día que transcurra.

Cabe destacar que si los actos o omisiones resultan ser delitos, se formulará ante el Ministerio Público la denuncia correspondiente.

Claro está que la ley dispone de diversos recursos administrativos para que la empresa o persona pueda defenderse en caso de que considere que no se está infrigiendo ninguna norma ambiental.

Es importante entonces cuidar de nuestro medio ambiente siguiendo los lineamientos que dispone la SEMARNAT y la PROFEPA para poder seguir realizando nuestras actividades en coexistencia con el medio ambiente que nos rodea, pues solamente así podremos alargar y perpetuar nuestra propia existencia.




NOTAS RELACIONADAS