prolife

POR Victoria147

El uso de productos naturales va más allá del tema de salud, también hablamos del cuidado del medio ambiente y del ahorro en el consumo de agua.

¿Alguna vez has pensado en lo tóxico que es el mundo en el que vivimos? Esta reflexión no pretende alarmar, sino alertarnos a tomar acción. Está en nosotros cambiar de hábitos y entender que todo lo que comemos, usamos e inhalamos está elaborado con miles de químicos que poco a poco cambian nuestro organismo.

Con la Tierra sucede lo mismo; el subsuelo, las montañas, la vegetación, el aire, los ríos y océanos contienen cantidades inimaginables de sustancias químicas y tóxicas que se han incrementado en los últimos cientos de años.

La problemática abrió paso a una tendencia orgánica, natural y biodegradable que pasó de ser una moda a una necesidad. Debemos "devolverle al mundo parte de lo que nos ha dado".

En México existen sustancias y frutos naturalmente germicidas que emilinan microorganismos nocivos para la salud sin dañar el ecosistema. La cultura nos ha enseñado que "si no huele, no limpia, que "si no tiene color, no está concentrado", pero este es un truco de la mercadotecnia para convencernos de que estamos "limpiando bien".

El uso y abuso en el consumo de agua también nos da una sensación de que la suciedad "se va" y es por eso que usamos litros y litros de agua para enjuagar los productos que dejarán libres de mugre, gérmenes, bacterias y mal olor nuestro espacio. Todo esto es sólo un mal hábito.

Existen productos para la limpieza del hogar que están formulados con ingredientes naturales que cuidan tu salud y permiten que convivas con el medio ambiente sin dañarlo. ¿Por qué? porque los productos son biodegradables y al usarlos no contaminas los ríos y lagos donde desembocan. Y aunque no son de colores y aromas fuertes, sí limpian y eliminan virus y bacterias, y al no requerir enjuague generan un 50% de ahorro en el consumo de agua.

Desde hace tiempo se pronosticó que los emprendedores cambiaríamos la manera en la que se percibe el mundo laboral. Pero el cambio no sólo debe ser en pro de la productividad, debemos pensar en el medio ambiente en el que desarrollaremos nuestros proyectos. Debemos ser responsables y promover la responsabilidad ambiental.

Todas las empresas requieren limpieza. No importa si operan desde casa o desde un gran corporativo, todas se limpian. Podemos crear un gran impacto ambiental si hacemos un cambio tan sencillo como usar productos de limpieza de origen natural.

No se trata de ser ambientalistas, eco-freaks, o super-green. Se trata de ser responsables, consientes, vivir de manera saludable, prevenir y no corregir. Cuidar nuestra salud, nuestro y  cambiar la cultura del "cómo se debe limpiar".

 

Tania Caballero, CEO Sanicitrus

 




NOTAS RELACIONADAS