proconnect

POR PRO Magazine Staff

Desde hace once años, Ericka Isaac ha propuesto la diversión como base fundamental de la educación infantil.

Cuando entramos a Kids Center por primera vez notamos, inmediatamente, un cambio radical en el ambiente. Lo percibimos aún antes de cruzar la puerta, al encontrarnos con una construcción completamente distinta a las que están erigidas junto a ésta en la misma calle. Entre colores neutros, el kinder de Ericka Isaac se distingue por tener un diseño parecido al de un castillo formado por legos. Una vez adentro, esta sensación se intensificó al ver, entre unas instalaciones innovadoras y llamativas, bebés de 10 meses hasta niños de 4 años divirtiéndose en grupo y aprendiendo, a través de actividades, con sus maestras.

Sin embargo, hace once años este tipo de instituciones, diseñadas y construidas con la seguridad y el desarrollo de los bebés y niños como prioridad principal, no existían. Es por esta razón que Ericka se dispuso proponer algo diferente a los padres de familia al abrir Kids Center en agosto del 2005. “La educación estaba muy enfocada en niños a partir de 4 años, cuando ya están en un colegio grande. Las que había para más pequeños eran muy básicas, estaban formadas en una casa, sin adecuaciones propias para ellos. Decidí, entonces, que teníamos que tener una estructura y un mobiliario diferente”, comentó con nosotros.

Durante nuestra conversación, paseamos por los salones y pasillos del kinder. Al observar a los alumnos interactuar felices entre sí y con sus maestras, es fácil olvidar que detrás de cada una de las actividades, por más divertidas que parezcan, hay un propósito y una técnica. Ericka, sin embargo, nos recordó la importancia de contar con el conocimiento suficiente para ofrecer este tipo de formación.“Estamos incorporados al programa de High Reach Learning y utilizamos, durante las clases, flashcards, canciones, rimas, videos y audiovisuales, entre otros”, platicó. Dicho sistema está basado en los métodos constructivistas y tradicionales.

Cada actividad tiene una duración de 20 minutos y a través de ellas buscan proporcionar a los pequeños conocimientos básicos, como música, arte y deporte, además de desarrollar su motricidad fina, percepción auditiva y visual, entre otras. “Buscamos la formación integral de nuestros niños. Trabajamos en consolidar su estructura mental, lenguaje, psicomotricidad y área afectiva al mismo tiempo que promovemos valores universales”, explicó Ericka. Los padres de familia, finalmente, se mostraron felices de recoger a sus hijos en instalaciones seguras, cuentan con cámaras de seguridad, circuito cerrado y gastos médicos.

Antes de partir, Ericka nos explicó lo bello que le resulta trabajar con pequeños. “Kids Center ha cambiado mi vida profesionalmente y personalmente. Veo niños que teníamos hace 11 años y son personas de bien, están preparadas. Creo que hemos formado generaciones con niños felices, autosuficientes y con un buen nivel académico, para que puedan seguir exitosamente con sus estudios, pero también con un desarrollo personal, para que crezcan a ser buenas personas”, concluyó.




NOTAS RELACIONADAS