probusiness

POR Claudia Lerma

Para tener presencia en las redes sociales, no es necesario escribir una cantidad abrumadora de texto, solo hace falta elegir las palabras adecuadas y pensar en lo que necesita el público que acude a ella.&...

Para tener presencia en las redes sociales, no es necesario escribir una cantidad abrumadora de texto, solo hace falta elegir las palabras adecuadas y pensar en lo que necesita el público que acude a ella. Una de las redes más populares, sin duda alguna, es Twitter; para escribir en ella, hay que seguir unos pocos pasos. Por ejemplo, llamar a la acción a los lectores haciéndoles saber lo que quieres que hagan.

En ninguna red social debes dejar pasar por alto la puntuación, así es que nunca sacrifiques la gramática sólo por tener un límite de 140 caracteres. Evita las abreviaciones y escribir todo en mayúsculas, pues estarás faltando a las reglas básicas de la etiqueta. Puedes agregar, en Twitter, mayor contenido informativo si usar los acortadores. Bit.ly links generan el mayor número de retuits, así que acorta todos tus URLs.

También, puedes incluir una imagen o video hará que tu video capte más miradas, solo procura que no sea una imagen que se vea bien y que el video sea corto o que sea el apropiado para lo que describa. ¿Cómo escribir un primer tuit? Una recomendación es utilizar preguntas, hechos y figuras para que los lectores participen y le den retuit a tu información y se genere una interacción con los lectores, o que se comience a hablar de tu marca.

En Twitter es importante mencionar a personas influyentes para que participen contigo y respondan. Seguramente algunos de sus seguidores se convertirán en fans tuyos cuando descubran que das información valiosa. Llevar a la persona correcta puede hacer que tu idea y contenido se vuelva viral.

Por último, no olvides dar un retuit a contenido relevante para tu audiencia. No te olvides de dejar libres 20 caracteres para que las personas puedan agregar contenido o comentarios. Y es por esta trascendencia que debemos pensar bien lo que escribimos, pues la primera impresión puede ser la más permanente.




NOTAS RELACIONADAS