proselects

POR PRO Magazine Staff

Vivir en una obra de arte: la estética cumple una función muy importante en la construcción de la ciudad y HIGHPARK ofrece una propuesta muy llamativa.

Yo creo que con el hecho de tener buena arquitectura en la ciudad ya estás mejorando el entorno", platicó Carlos Rousseau, Director de Orange Investments, sobre uno de los proyectos más llamativos llevados a cabo por la empresa de inteligencia y desarrollo inmobiliario regiomontana. Se trata de HIGHPARK, un innovador desarrollo de usos mixtos ganador del reconocimiento ARCHITIZER + AWARD en la categoría de Unit Housing en el 2016. El arquitecto detrás del proyecto es Michel Rojkind, especialista en desarrollo de tácticas innovadoras orientadas a la experiencia de los sentidos en los espacios. "Tener espacios únicos que no existan en otro lugar aporta mucho al municipio", complementó Rousseau.

El concepto nació como una exclusiva "boutique" de 31 departamentos. Sin embargo, el diseño y distribución de cada uno es distinto, por lo que cada familia que viva en este espacio tendrá una residencia especial con materiales y tecnologías verdes. "Tiene unas vistas increíbles a las montañas de la Sierra Madre en San Pedro. Es un proyecto que tiene muchas particularidades muy buenas y una mezcla de comercios para el habitante y el usuario del edificio. Está ubicado en un eje donde el tráfico no es muy pesado y donde puedes salir fácilmente a caminar a un restaurante, al cine o a comprar un café sin tener que subir a un coche. Son, además, residencias únicas, tanto en HIGHPARK como en Monterrey", platicó el Director.

Una de las particularidades arquitectónicas que más distinguen a HIGHPARK es su fachada con piedras endémicas. Éstas fueron trabajadas por artesanos locales y son las responsables de que el edificio se mantenga fresco y cambie de apariencia de acuerdo al movimiento del sol. En lugar de tener placas de suelo uniformes, se analizó que para contrarrestar el sol, debían ir sobresaliendo de acuerdo a los diferentes niveles del proyecto. "Se pensó en integrar el desarrollo con las vistas y con el contexto. Si te fijas en la fachada, es un proyecto que tiene una piedra natural que lo envuelve y con pocas ventanas para conservar la energía de los espacios. Se pensó mucho en la sustentabilidad del mismo", aportó.

Finalmente, entre las sofisticadas amenidades que ponen a disposiciones de sus habitantes están: un salón de eventos, un gimnasio equipado, área para catering, sala de choferes en la zona de estacionamiento, piscina, jacuzzi, sauna y spa, sala de juegos y billar, un centro de negocios y un bar lounge. "También es un proyecto que tiene muchas amenidades para los pocos usuarios que habitan el edificio. Es algo que ofrece una ventaja competitiva frente a otros, no son muchas personas las que ocupan las áreas comunes", compartió Carlos.

Una de las particularidades arquitectónicas de HIGHPARK es su fachada con piedras endémicas. Éstas fueron trabajadas por artesanos locales y son las responsables de que el edificio se mantenga fresco.




NOTAS RELACIONADAS