proconnect

POR PROMAGAZINE

Para ser poseedores de una mejor calidad de vida, la arquitectura debe optimizar espacios que reduzcan el radio de acción en el que una persona puede cubrir sus necesidades, incluso sin el uso del automóvi...

Para ser poseedores de una mejor calidad de vida, la arquitectura debe optimizar espacios que reduzcan el radio de acción en el que una persona puede cubrir sus necesidades, incluso sin el uso del automóvil. Optar por estrategias de construcción vertical ha demostrado ser la tendencia más fuerte para desarrollar viviendas sustentables que conduzcan a un crecimiento urbano más ordenado. Cada vez son más las personas que residen en ellas por su ubicación, mejores condiciones de seguridad y uso de recursos renovables. Por ello, urbanistas, ingenieros y arquitectos defienden este tipo de arquitectura, añadiendo a los nuevos edificios tecnologías sofisticadas que les permitan minimizar el uso de recursos de manera sustancial y convertirlos en viviendas completamente autosuficientes.

Esta oportunidad se alza sobre el cielo de la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM), la cual fue motivada por el incremento en infraestructura y la atracción de empresas e inversión extranjera. Actualmente, el boom regiomontano tiene su epicentro en San Pedro Garza García, donde Valle Oriente concentra este fenómeno constructivo, con cerca del 40%; seguido del Centro, con alrededor de 20% y de la zona Ricardo Margain-Gómez Morín, con aproximadamente 16%, explica su Plan de Desarrollo Municipal 2000-2020. De acuerdo con información de la Cámara de Propietarios de Bienes Raíces de Nuevo León (CP BI), cerca de 58 edificios verticales se han construido, los cuales mezclan uso residencial, corporativo y comercial.

Sin embargo, destaca del resto la Torre KOI, ubicada en el Complejo VAO, posicionándose como la más alta de Monterrey. KOI es considerado el desarrollo vertical más alto de México y el tercero de América Latina. El nombre hace alusión a los peces japoneses y su diseño establece un vínculo entre la torre y la naturaleza, respetando el medio ambiente. Visto desde cualquier punto de la ciudad, KOI pertenece a la empresa regiomontana Internacional de Inversiones (IDEI), cuyo Director de Desarrollos Verticales, Jorge Martínez Paez, expone la manera en que IDEI consolida en sus proyectos la funcionalidad de la vivienda moderna, procurando la sustentabilidad mediante su arquitectura.

IDEI y la torre KOI

Con 40 años en el mercado, IDEI es una desarrolladora de proyectos inmobiliarios que se divide en tres grandes secciones: Enfoque frontal, encargada de fraccionamientos, casas y lotes; Área comercial, la cual administra la renta de oficinas; y Desarrollo vertical, área en la que más intercede Jorge, pues engloba edificios.

Se ha caracterizado por innovar en cada proyecto arquitectónico, partiendo de un proceso único previo a la creación. Su enfoque radica en identificar el perfil habitacional mediante estudios de mercado e investigaciones de zona, para profundizar mediante la ingeniería y distinguir sus espacios mediante la funcionalidad plasmada en su estructura, instalaciones y fachadas. Han elaborado proyectos en Estados Unidos y al sur de la república, como su obra en construcción de 144 departamentos en Cancún, pero su prioridad actualmente es la torre KOI, obra de 280 metros de altura y losa más alta de Latinoamérica, que no tarda en erigirse como nuevo ícono de la ciudad.

Lo que inició como un complejo de 6 torres, se resumió a una imponente construcción de usos mixtos que albergará oficinas para Banorte y propias de IDEI , esto a raíz de cambios y mejoras que le otorgaron a la torre KOI su respetable altura. “Originalmente, VAO es un complejo que tenemos en la mitad del terreno con 3 torres ya construidas: VAO, VAO 2, Liu East y Liu West, pero al tomar la decisión de juntar las torres restantes en una, se presentan retos que marcaron pautas para su construcción”, explica Jorge.

Contrario al proceso natural de elaboración de un edificio, se involucraron ingenieros y estructuristas antes que la arquitectura; después, ésta se basó completamente en la ingeniería aplicada. Ya en la fase arquitectónica, se diseñaron las esquinas de la torre hacia adentro para evitar vórtices que causaran que la torre se torciera. Esto determinado por un estudio aplicado a las corrientes de viento en esa zona específica que amenazaban con deformarla. Debido al largo recorrido hacia la cima, se tuvieron que incluir ciertos anillos estructurales de concreto, haciendo como si el edificio volviera a empezar.

Inversión en proyectos verticales

Es importante la inversión en proyectos verticales, principalmente en Monterrey, por la mejor calidad de vida que ofrecen a la población, caracterizada por su espíritu imparable y trabajador. Además, los proyectos de IDEI se inspiran en el ritmo de vida regiomontano, pues ofrecen mayor comodidad que preocupación, incluyendo medidas de seguridad y distribución de servicios en una misma planta.

“En Monterrey, está cambiando el esquema de cómo la gente vive y trabaja. Es inevitable que la pirámide de distribución esté llegando a un punto donde la cantidad de jóvenes superan al adulto mayor, aumentando la parte productiva. Esto hace que tengan (los jóvenes) dos opciones: o viven a las afueras de la ciudad, pero tardan 2 horas en trasladarse; o viven en edificios verticales, reduciendo distancias entre trabajo y casa”, comenta Jorge. Así, la elección de cambiarse a un departamento es inmediata y más si son elaborados por la ingeniería IDEI.

No solo diseñan divisiones entre oficinas y departamentos: están diseñando privacidad y distinción. Cuentan con accesos de carros, lobbies y elevadores independientes, separados por muros estratégicamente colocados; por lo que una persona que trabaje en VAO y una que viva en VAO o KOI nunca se verán.

Todo cliente e inversionista verán reflejados en IDEI los beneficios a futuro por la rentabilidad de sus edificios de usos mixtos. “Los clientes que nos han comprado comprobaron que nuestra imagen va estrechamente relacionada con el producto que entregamos, por lo cual es prioridad nuestra cumplirle al cliente y superar sus expectativas en cada proyecto”, afirma Jorge.

Cada proyecto va teniendo su imagen, su forma de ser, nacer, y su esencia específica de acuerdo al profundo análisis del mercado que IDEI realiza. Por un lado, KOI está diseñado para ejecutivos que están trabajando, gente que viene de fuera que va a trabajar y gente recién casada que está trabajando en algún corporativo cerca de San Pedro. Por otro, SAQQARA , dos torres de 40 pisos y 4 edificios de oficinas frente a ellas, está diseñado para familias que buscan sustituir su casa por un departamento.

Siendo así que el mercado nacional es la piedra angular para generar el perfil de vivienda idóneo, los retos más grandes que ve IDEI se resumen a los 4 que Jorge señaló: el mercado, la competencia, la parte operativa y la macroeconomía. “Como cada vez hay más regiomontanos que buscan cosas nuevas e innovadoras, principalmente los regios, cada vez debemos ser más eficientes al hacer proyectos complicados que demandan ingeniería avanzada. Hace 20 años, IDEI era de las pocas empresas que había desarrollado edificios de gran altura; ahora, es más difícil posicionarse entre proyectos verticales emergentes. Inclusive, el tipo de cambio afecta drásticamente las dinámicas establecidas para construir. Estos hacen que los inventarios se ajusten a los cambios actuales, repercutiendo el valor de la construcción per sé.”

IDEI : Compromiso verde

Si bien la empresa sabe que un gran poder conlleva grandes responsabilidades, está comprometida con el medio ambiente y se encuentra haciendo todo lo que se necesita para certificar un edificio LEED. Tanto KOI como SAQQARA , obra arquitectónica bajo su nombre, están certificados como LEED Plata. Esto garantiza a cualquier cliente seguridad al momento de invertir en IDEI , pues es garantía de que están implementando eficiencias ecológicas, de mantenimiento, energía y agua en sus edificios.

“Para ser certificado del LEED, se deben sumar puntos del terreno y construcción, entre otras cifras. Nuestros edificios KOI y SAQQARA emplean iluminación LED, sus equipos son eficientes en energía, utilizan sensores de movimiento en zonas peatonales y de gente en zonas residenciales, lo cual del 100% de uso de luz, se reduce al 2%. Ambas tienen plantas tratadoras para reciclaje de agua, que reubicamos para torres de enfriamiento y riego; así gastan 40% menos. Igualmente, la pintura que empleamos es verde y los pegamentos utilizados son libres de químicos”, aclaró Jorge.

El éxito en la construcción vertical en Monterrey, desde la perspectiva de IDEI, será la piedra angular en su trayectoria, pues su proyección a largo plazo está en verticalizar ciudades como Querétaro y Guadalajara, ya que el boom solamente lo ha vivido Monterrey.




NOTAS RELACIONADAS