probusiness

POR Fernando Sierra

Los candidatos presidenciales consideran que lo más importante en el proceso electoral es qué le proponen a los electores, sin embargo es un error garrafal, ya que lo que el votante está eligiendo no es una persona que venga a arreglarle sus problemas, sino a un líder que le deje salir adelante y no le ponga más obstáculos para lograr sus metas.

Desde que la democracia mexicana existe, esto es, con la conformación ciudadana del extinto Instituto Federal Electoral, hoy en día renombrado como Instituto Nacional Electoral; los partidos políticos han sufrido muchos cambios a su interior, el principal de ellos es que se han desapegado de sus principios básicos y se han enfocado en sus ofertas hacia el exterior.

Esto lo he percibido en distintas pláticas con personas de otros países, en donde las fuerzas políticas tienen más congruentemente su bandera ideológica. Los de derecha son defensores de la vida desde la concepción, del libre mercado y de demás valores enfocados en la individualidad; por el otro lado, las fuerzas de centro tienen una mezcla de principios de uno y otro bando; mientras que las fuerzas de izquierda tienen sus bases más enfocadas en la justicia social como un conjunto y no como una individualidad.

El motivo de esta reflexión no es catalogar como buenos o malos los preceptos de una u otra tendencia, sino que es importante el pensar como hoy han cambiado diametralmente el interés de cada instituto político que compite hoy en día en México.

No nos sorprenda que la elección presidencial del 1 de julio nos pueda dar una sorpresa, y esto es en base a que mucha gente, por no decir que la gran mayoría, no se siente identificada con ninguna fuerza política, y el problema es que los partidos no están leyendo bien las razones, ellos creen que es debido a que sus ofertas no son lo suficientemente atractivas y por ello el común denominador de los candidatos es el ofrecimiento de dádivas a cambio de votos y de programas asistenciales una vez que lleguen al poder.

Sin embargo, si analizamos más a detalle, uno de los factores carentes en esta elección es la "pasión" en el estricto sentido de la palabra, lo que significa que ningún candidato emociona y esto en parte porque el electorado no consigue embonar sus valores y creencias con las plataformas político-electorales que están a su disposición.

No nos extrañe una sorpresa, repito, y para muestra desglosar cada una de las tres alianzas principales; la primera, la del partido que está en el gobierno, el cual tiene de aliados al partido del magisterio, con tinte de izquierda y por el otro lado a un partido de derecha pragmática que se enfoca en fomentar la pena de muerte. A su vez, está un frente compitiendo, integrado por la derecha tradicional, un partido joven de izquierda un poco ambigua y el partido tradicional de la izquierda; cabe mencionar que los preceptos de los partidos que integran este frente se contrapuntean en muchos de sus principios básicos. Para terminar, la unión que va arriba en las encuestas, compuesta por un partido antiguo de izquierda radical, un partido joven de extrema derecha y un movimiento de regeneración de reciente creación, aquí tampoco hay una claridad en cuanto a los principios que se buscan.

Con esto, lo que le queda al electorado mexicano, en el mejor de los casos, es sufragar por el mal menor y esto a qué se debe, muy fácil; una campaña basada en dádivas, alianzas electorales sin una cohesión básica de valores en común y sobretodo, candidatos alejados de lo que busca la mayoría de México; un gobierno esbelto, flexible y cercano a la gente, que le deje crecer, que no le ponga trabas y que no busque convertir los impuestos en programas asistenciales sin objetivos claros y que lo único que terminan haciendo es generar más pobreza.

Al final del día, la fuerza sostenible del país seguirá sin importar quien gane, este país es más fuerte y resistente que sus gobernantes, por lo que día a día se tiene que trabajar por sacar lo mejor de cada uno y ponerlo al servicio de la patria.

 

 

 

 

El autor es experto en Mercadotecnia Industrial, Experiencia del Cliente y Relaciones Exteriores; y ha sido editorialista invitado de medios de comunicación locales y nacionales

https://www.linkedin.com/in/fersierrasi/

 fdss@hotmail.com

 




NOTAS RELACIONADAS