prolife

POR PRO Magazine Staff

La oferta es mucha en la zona y en la ciudad, muy pocos tienen instalaciones de primer nivel.

No cabe duda el auge que hay en la ciudad por todo lo relacionado al “workout”, “fitness”, “healthy” y “active power”.

Los espacios interiores tienen mucho que ver en este tipo de actividad, porque ya no sirve solo tener una gran bodega o local revestido de espejos. Ahora dependiendo del acondicionamiento físico hay un diseño y lo más importante: un ambiente.

Vayamos platicando de los espacios principalmente ubicados en el municipio de San Pedro Garza García en Monterrey:

  1. Yoga. Estos espacios son de los más sencillos en cuanto a diseño interior se refiere, ya que se necesita un área muy amplia, sin columnas o estorbos visuales para poder realizar todos los movimientos y posturas que esta actividad requiere. Algunos studios de yoga de la zona están muy bien acondicionados; podemos ver desde los que tienen vistas preciosas a lugares verdes, hasta espacios  con pantallas que reflejan imágenes de relax. También dependiendo del tipo de yoga que se imparta se pueden ver espacios que tienen requerimientos especiales como que todo el salón esté muy caliente porque es parte del ejercicio de eliminación de toxinas. El ambiente interiorista es demasiado sencillo, sin pretensiones en cualquiera de los casos. Colores neutros o blancos, con pisos con alfombras de goma o de madera.
  2. Cycling. Aquí tenemos el caso de espacios que sí requieren de más diseño. Son pocos los studios que ofrecen este servicio, pero estos tienen ambientes excelentes. Para el diseño se necesita tener un espacio con graderías prefabricadas ya sea en madera de pino y triplays; ya que la grada superior es para el entrenador y eso ayuda a tener mayor visión para entender las instrucciones. Las demás gradas inferiores sirven para colocar las bicicletas y tener un área muy dinámica. Lo interesante es que se monta toda una instalación tipo “antro” o Discoteca, esto con el fin de hacer mucho más motivadora la clase con la ayuda de música y de juegos de luces. Acompañan a este espacio, lugares extras de apoyo como lockers, regaderas y tienda.
  3. Los “camp's”.? Estos son espacios multidinámicos porque se ofrecen rutinas desde “bootcamp”, “jumpcamps”, etc. Aquí al igual que los espacios de yoga, necesitan grandes espacios para colocar todos los aparatos y máquinas que complementan el ejercicio. Ya que hay un mix de trabajo de piso o running con aparatos. Aquí la ambientación depende del “motivo” que se le quiera dar al lugar, ya que podemos ver desde lugares pintados con graffitti y colores neón, hasta los de colores negros con aparatos muy llamativos.
  4. Aereal Gym. Este espacio es el que más llama la atención y claro que en el municipio se tiene un gran lugar para practicarlo. Este ejercicio es de tener grandes extensiones de telas o ligas que van colgadas desde el techo y por el cual uno trata de hacer las acrobacias. Por supuesto interiormente hablando se necesita de un gran espacio y con una losa superior que esté totalmente maciza o armada; ya que se debe perforar la losa para colocar los arneses con remaches expansivos para poder aguantar el peso y movimiento. Los pisos que he visto son de madera, aunque creo que más bien deberían de ser de goma para tener en cuenta las posibles caídas.

 

La oferta es mucha en la zona y en la ciudad. Pero lo que si podemos decir que es que muy, pero muy pocos lugares tienen instalaciones de primer nivel o pro en la ciudad. A la mayoría le falta previsión en el tema de lockers, regaderas y de lo más importante: lugar de estacionamiento.

Como reflexión dejo esto: ¿Por qué los empresarios que van a poner un negocio de este tipo, que normalmente funciona muy bien, no piensan en una ubicación más cómoda y “taquillera”?

En lugar de eso, ponen estos negocios en cualquier plaza o local no importando los giros comerciales que se encuentren cerca. Recuerden empresarios que no todos tenemos chofer que pueda quedarse en el coche y moverlo de un lado a otro o que pase por nosotros a equis horas. La mayoría llevamos coche y por ese simple detalle, podemos no quedarnos ahí.

Artículo por: Alejandra Sánchez Gálvez




NOTAS RELACIONADAS