probusiness

POR Flory Dieck

Esta ley promueve el conocimiento en gestión, derechos y regulaciones y la transparencia para las tecnologías financieras.

Las empresas fintech son aquellas que, mediante la Tecnología de Información y Comunicación, buscan menores costos y mayor eficiencia. Estas empresas crean y ofrecen el desarrollo de nuevos modelos de negocio online por medio de aplicaciones (apps), procesos, productos y servicios financieros a través del internet, que impactan al mercado y a las empresas del sistema financiero.

Algunos ejemplos de lo que ofrecen son: préstamos o financiamientos, pagos electrónicos, asesorías en páginas de internet,
redes sociales y aplicaciones para celulares, entre otros.

La Ley de las Tecnologías Financieras, conocida como la Ley Fintech, será la regulación oficial en México (el nuevo
guardián financiero) para estas empresas
. Además, será de gran ayuda para la realización de las transacciones como
pagos y/o transferencias de una forma transparente y sencilla. Por otro lado, promueve el conocimiento en inversiones,
dando recomendaciones de los riesgos de volatilidad, cibernéticos y tecnológicos, para una mejor toma de decisiones crediticias y de inversión, y, en consecuencia, una mayor inclusión financiera y la prevención del lavado de dinero y del financiamiento al terrorismo.

Oportunidades: Profundizar en el debate y conocimiento del impacto de la Ley Fintech en la Cámara de Diputados.


Retos: La elaboración de las leyes secundarias después de su promulgación que tendrían que ser redactadas por los
equipos de los organismos reguladores que han trabajado en este proyecto por aproximadamente dos años.


El nuevo ecosistema de negocios fintech necesita un marco regulatorio para darle seguridad a los que deseen incursionar
en los nuevos esquemas financieros como crowdfunding, criptomonedas e instituciones de pago electrónico.

Gestación de la Ley Fintech

2015
El Gobierno Federal comenzó a trabajar en la Ley Fintech dialogando con las empresas del ramo fintech, consumidores, bancos y entidades financieras.


2016
La salida de Luis Videgaray de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público difirió el avance hasta entonces alcanzado y requirió que nuevos ejecutivos tuvieran que continuar con el proceso de su gestación. El triunfo de Donald Trump
provocó que cambiaran las prioridades y el desarrollo de la Ley Fintech se pospusiera hasta marzo del 2017.


2017
En abril la ley quedó lista para que el Presidente Enrique Peña Nieto la enviara para su evaluación al Congreso de la Unión. En diciembre el Senado aprobó la ley y fue entregada a la Cámara de Diputados para su aprobación. El 13 de diciembre
se pospone la aprobación definitiva de la ley para regular las instituciones financieras que utilizan tecnología,
ya que la cámara de diputados tuvo exceso de trabajo legislativo.


2018
En febrero reinicia la actividad legislativa y se espera que la Cámara de Diputados la apruebe para proceder a que sea promulgada por el Presidente de la República.




NOTAS RELACIONADAS