proconnect

POR PRO Magazine Staff

Betty Crocker ha sido durante mucho tiempo un ícono de ayuda en la cocina, así como de las tradiciones familiares, con sus recetas y enseñanzas para hacer platillos paso a paso. Surgió en 1921, gracias...

Betty Crocker ha sido durante mucho tiempo un ícono de ayuda en la cocina, así como de las tradiciones familiares, con sus recetas y enseñanzas para hacer platillos paso a paso.

Surgió en 1921, gracias a una promoción de Medalla de Oro, una línea de harina de Washburn Crosby que ofreció a sus consumidores un alfiletero si completaban correctamente un rompecabezas.

La compañía recibió miles de respuestas al rompecabezas y muchas preguntas referentes a cómo cocinar. Para dar respuesta a éstas se creó Betty Crocker.

El apellido Crocker fue elegido en honor al popular y recién retirado director William G. Crocker, y Betty fue elegido por ser un nombre amigable. Las trabajadoras de la empresa participaron para hacer la firma de Betty.

En ese periodo el negocio comenzó a expandirse y a patrocinar escuelas de cocina alrededor del país.

Con el paso de los años los consumidores comenzaron a pedir información sobre cómo cocinar, impulsado por la popularidad de Betty Crocker.

En 1924 Washburn Crosby salvó a una estación de radio de la bancarrota y la utilizó para el show Betty Crocker Cooking School of the Air.

Se fueron expandiendo a otras estaciones y cada una de ellas contaba con una voz diferente para Betty.

En 1940, nueve de cada diez hogares conocían a Betty Crocker. De acuerdo con la revista Fortune, Betty era la segunda mujer más reconocida después de la primera dama Eleanor

Roosevelt, y era llamada la primera dama de la comida.

En 1945, a petición de U.S. Office of War Information, el programa de radio cambió de nombre durante cuatro meses por “Our Nation’s Rations” para ayudar a los cocineros a sacar el mayor provecho a los alimentos racionados.

En 1950 se publicó el primer libro de Betty Crocker.

En 1980 comenzó a salir la revista mensual con las recetas de Betty disponible en los supermercados en todo Estados Unidos.

La cuchara roja con Betty Crocker escrito en letras blancas comenzó a aparecer en 1954 y hoy está en todos sus libros, productos y recetas.

La marca cuenta con productos como cajas con harina para hacer pasteles, galletas, brownies, muffins, betún de todos los sabores, sazonadores para comida, entre otras.

Betty Crocker se hizo tan popular gracias al momento que se vivía, ya que ayudó a esposas jóvenes, estudiantes que vivían solos, jóvenes que se habían salido de sus casas y a padres solteros, ya que no existía la facilidad de tener una video llamada con su mamá o conexión a internet para buscar cómo hacer algún platillo o de donde obtener una receta.

ILUSTRACIÓN FÁTIMA GARCÍA




NOTAS RELACIONADAS