proconnect

POR PRO Magazine Staff

El mundo empresarial no es fácil de manejar ni comprender. Tener aptitudes de liderazgo, ganas de sobresalir y organización no es algo con lo que se nace; forjar hábitos que logren cumplir los sueños es...

El mundo empresarial no es fácil de manejar ni comprender. Tener aptitudes de liderazgo, ganas de sobresalir y organización no es algo con lo que se nace; forjar hábitos que logren cumplir los sueños es un reto para cualquier persona. Sin duda, crecer en una familia con buenas costumbres y valores fomenta el desarrollo de estas habilidades.

Cuando se habla de una organización funcional, podemos decir que la primera es la familia, ya que surge como la escuela principal antes de cualquier otra a la que queramos permanecer. Con el simple hecho de pertenecer a una familia, se es consciente que deben establecerse las primeras bases de la jerarquía, el trabajo en equipo, principios, y cumplimiento de metas.

El trabajo en conjunto y los fuertes lazos que unen a hermanos y padres se dotan de flexibilidad, desarrollando en la familia una absoluta disposición para elaborar estrategias de sucesión, que en el futuro garantizarán permanencia. Si los negocios van más alla de la vida familiar, los integrantes tienden a fomentar valores como la lealtad, el compromiso y la dedicación; se aseguran de delegar autoridad, responsabilidad y manejo de recursos; aprenden a capacitar y entrenar al sucesor, involucrándolo en la toma de decisiones cada vez más trascendentales.

Las familias son dinámicas y están en constante crecimiento. Lo mismo sucede con las empresas: las necesidades de ambas van cambiando, igual que su entorno. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las empresas familiares generan más de 90% del PI B y están en todos los giros: industriales, comercio y servicios. Por eso son vitales para el desarrollo económico de México. Según el censo, el 98.9% de todas las empresas tiene un solo establecimiento, es decir que no tienen sucursales o subsidiarias.

Algunas empresas familiares nacen con la finalidad de construir un patrimonio y sumergirse en el mundo de los negocios. El prestigio de un buen negocio familiar no depende solo del conocimiento, sino también de la persistencia.

Las ideas se van moldeando con el tiempo, algunas se planean desde el inicio y otras nacen conforme la marcha. En vías de aprovechar algún activo o conocimiento disponible, la familia puede lograr salir adelante con preparación y tenacidad, siempre y cuando sean capaces de sobrevivir a los primeros errores y aprender de los obstáculos que causan fracasos.

Para cada persona, la palabra “familia” puede tener diferentes significados, que dan como resultado: amor, compresión y apoyo. La motivación y los diferentes puntos de vista son los que hacen que la familia se convierta en el principal motor para seguir trabajando y cumpliendo los objetivos planteados diariamente.

El panorama que presentamos en este reportaje es el de una familia numerosa conformada por nueve hermanos. Gracias al emprendimiento mostrado por sus padres y su familia, los hermanos Martínez Sada crecieron con la mentalidad de siempre seguir adelante y creer en sus proyectos e ideas. Perder el temor de emprender y aprender a apoyarse en la familia hará que el negocio que se tiene en mente pueda ser bien desarrollado. Tanto los padres, como la esposa o esposo, cuando se está casado, influyen de manera significativa en todas las decisiones, ya que de alguna u otra manera, éstas tendrán efectos en otras personas.

Para los hermanos, la influencia de su familia es determinante a la hora de buscar diferentes alternativas, los comentarios de sus hermanos y padres sobre sus negocios es importante, tener varias empresas de diferentes ramas les da una visión amplia y completa. Así, la resolución de contratiempos es más fácil debido a que todos tienen experiencias en diferentes áreas.

Diego Martínez, asegura que en sus hermanos no sólo tiene amigos, sino también consejeros que lo han apoyado a encaminar sus ideas, para él es muy importante la cultura del trabajo puesto a que sus padres les han inculcado esta práctica desde muy pequeños.

Sobre el emprendimiento, todos coinciden en que entender y escuchar las necesidades de los clientes, cumplir con los tiempos y siempre enfrentar las situaciones con buena actitud, son las claves para ser un buen emprendedor. Además, el creer en lo que haces y concentrase en el “porque sí” pueden ayudar a ofrecer un mejor servicio y calidad.

Dentro de las satisfacciones que han encontrado dentro de cada uno de sus emprendimientos está el ayudar a los demás, generar empleos y formar equipos de trabajo, ya que esto los motiva a seguir creciendo en sus empresas y llegar a las metas que se propongan.

 

¿EN QUE EMPRENDIERON?

______________________________________________________________________________________________

Empresa: Berry Nuts

Emprendedores: Dora, Jaime y Rodrigo Martínez Sada

Los tres hermanos comenzaron a emprender vendiendo la receta de la granola que hacía Dora, convirtiéndola en algo saludable y diferente a las que ya existían en el mercado.

La marca comercial, Berry Nuts, actualmente es un negocio que ha ido creciendo, y ahora se produce en diferentes presentaciones y sabores que se vende en la mayor parte del noreste de la República Mexicana. El compromiso de esta empresa familiar es que cada producto sea casero, sin importar la cantidad que se produzca, siempre manteniendo el sabor y la alta calidad que los caracteriza.

______________________________________________________________________________________________

Empresa: Inmerso Media

Emprendedor: Gonzalo Martínez

Después de varios proyectos que no terminaron de madurar, continuar innovando y emprendiendo es una obligación. Así fue como

Gonzalo decidió emprender Inmerso Media, una compañía dedicada a la publicidad digital. Inmerso Media desarrolla campañas basadas en resultados para sus clientes y monetiza páginas de internet de contenido a través de la página www.xillingo.com. Cuenta con un equipo creativo apasionado a la tecnología con el compromiso de innovar la publicidad en internet.

______________________________________________________________________________________________

Empresa: Temptec

Emprendedores: Manuel y Bernardo Martínez Sada

A dos años haber fundado la empresa, Manuel invitó a su hermano Bernardo a asociarse para juntos sacarla adelante. Ahora, con más de 5 años en el mercado, el negocio cuenta con un producto principal, TE MPTEC ®, un aislante térmico y disipador de calor, diseñado para reducir la temperatura en interiores de inmuebles. Además de ofrecer productos de proveedores externos, también cuentan con servicios de instalación bajo los mejores estándares de calidad y servicio.

Para Bernardo, actual administrador del proyecto, que sus clientes sean testigos de un producto funcional y un trabajo bien hecho, es lo más importante para vender mejor, ya que eso dará mayor credibilidad al producto y al servicio.

______________________________________________________________________________________________

Empresa: Martínez Sada Abogados

Emprendedor: Evaristo Martínez Sada

Con el propósito de aprender y descubrir diversas posibilidades, Evaristo comenzó a trabajar desde el inicio de su carrera de derecho, cuando apenas tenía 18 años. Posteriormente, trabajó en varios despachos de la ciudad de Monterrey y en un despacho internacional en la ciudad de Nueva York, antes de independizarse y constituir su propio despacho.

Hoy, ante las necesidades que percibió a lo largo de su experiencia como abogado en otros despachos, Martínez Sada Abogados es un despacho jurídico con amplia experiencia transaccional y corporativa, donde buscan asesorar y servir a clientes nacionales e internacionales, con respecto a sus operaciones en México y sus operaciones internacionales ligadas al mercado mexicano.

______________________________________________________________________________________________

Empresa: Tinku

Emprendedor: Alberto Martínez Sada

Después de trabajar en una empresa familiar como ingeniero industrial recién egresado, Alberto decidió emprender Tinku, una empresa especializada en sistemas computacionales y redes tecnológicas, con la idea de entender las necesidades de los clientes y solucionar sus problemas.

La oportunidad se le presentó cuando se ofreció instalar las computadoras y redes telefónicas en las oficinas de un familiar, ya que para él la tecnología resultaba fácil. Actualmente, Alberto considera que lo más importante para crecer es escuchar al cliente y trabajar con honestidad y responsabilidad, tanto para el cliente, como para sus empleados.




NOTAS RELACIONADAS