probusiness

POR PRO Magazine Staff

Necesitas dos elementos: negociar con proveedores y fijar precios.

No se requiere de mucho para saber que la ciudad está pasando por un auge inmobiliario que no va a parar
en el corto plazo. Surgen construcciones de todo tipo por todas las zonas con la constante tendencia hacia lo vertical.

Por lo tanto, tampoco es de extrañarse que inversionistas, con y sin experiencia, se estén sumando a este tipo de proyectos. De tener éxito, pueden generar rendimientos atractivos en un periodo de tiempo menor a otros métodos de inversión.

Al entrar a un negocio inmobiliario, siempre hay que estar conscientes de que no es un trabajo fácil ni rápido. Algunas inversiones se pueden venir abajo por impaciencia o por darse por vencidos.

Parte esencial del proceso preliminar es saber tratar con todos los proveedores: de materiales de construcción, de maquinaria y de mano de obra; para así, llevar a cabo negociaciones que den acceso a precios de acuerdo con los presupuestos que permitan llegar al rendimiento objetivo.

Otro tema derivado, que adquiere relevancia este año, es fijar o amarrar precios. Ya sea a través de contratos o anticipos, se debe asegurar que se respetará un precio sobre insumos. La incertidumbre política provoca que los precios se muevan, principalmente de aquellos materiales que estén ligados al movimiento del dólar.

Como ejemplo, de acuerdo con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, de 2016 a 2017, se tuvo un incremento en costos de construcción del 13.72%. Parte de este incremento se podría atribuir a la situación política de EE.UU., ya que en ese periodo fueron las elecciones (noviembre 2016) y la toma de posesión de Donald Trump (enero 2017).

Tocan, ahora, las elecciones de nuestro país, que no serán menos controversiales que las del país vecino. Es de esperarse que tendrán efectos similares en todos los costos involucrados en construcción. Mientras mayor control se tenga sobre el precio de los insumos, se podrá mantener satisfechos y tranquilos a los inversionistas.

Asegurándote de contar con una persona o, incluso, armar un equipo de profesionales que se encargue por completo de esta tarea, podrás lograr que tus negocios en bienes raíces no se vengan abajo. Sumarte al creciente desarrollo de la ciudad te puede generar ganancias atractivas, además de dejar una huella física en los años por venir.

 

 

POR GERARDO GALVÁN. Legant Real State.




NOTAS RELACIONADAS