proconnect

POR PRO Magazine Staff

Abogados Martínez, S.C., especialistas en Derecho Laboral, explica cómo la Reforma traerá unificación de criterios y aumento en la competitividad del país.

Cobro de piso por “cuotas sindicales”, demandas laborales derivadas de conflictos de otra índole como mecanismo de presión, indemnización completa de trabajadores improductivos o a los que se les ha perdido la confianza, demandas de personas que no conocemos, criterios resolutivos abstractos y variables en cada entidad federativa, no apego al orden constitucional, herramienta de corrupción por el ejecutivo estatal para expropiar propiedades “Quintana Roo”, son algunos de los calificativos que, como empresarios, le ponemos al Derecho Laboral en México y sus Juntas de Conciliación y Arbitraje.

Se dice, que en octubre pasará al H. Congreso de la Unión una nueva Ley Federal del Trabajo y/o Código de Procedimientos Laborales cuyo nombre y contenido aun no conocemos.

Dentro de lo que ya se sabe, derivado de la reforma constitucional, es que desaparecerán las Juntas de Conciliación y Arbitraje y se crearán Tribunales Laborales dependientes del Poder Judicial de la Federación y de los poderes judiciales de las entidades federativas. Esto extingue la inservible figura tripartita de las Juntas de Conciliación, figura que desde hace años no cumple su propósito y se limita únicamente a firmar los documentos que expide la Junta generando un proceso burocrático que no aporta valor.

Lo que también se dice, es que es poco probable que la transición se haga antes del 25 de febrero de 2018, como lo indica la reforma constitucional. Esto debido a que la creación de infraestructura para nuevos tribunales seguramente será una odisea, tomando en consideración la posición económica del país y sin perder de vista que la preparación de nuevo personal judicial especializado en materia laboral no será tarea fácil, ya que aparentemente el PJF no quiere personal de las Juntas. Ya se podrán imaginar el costo de las indemnizaciones de todo su personal en México.

Otro tema que no nos queda claro, es la nueva etapa previa obligatoria de conciliación para entrar a juicio; si es oficial y lo comentado en dicha etapa se tomará como declaraciones de las partes, olvídense de cualquier conciliación.

Sin duda, la renovación del derecho laboral nos traerá menos juicios y más técnicos, o al menos eso es lo que esperamos.

5 consejos sobre el tema:

  1. Ordenar papelería de los trabajadores de la empresa.
  2. Ordenar el contrato colectivo de la empresa.
  3. Liquidar a quien se piensa liquidar y negociar los litigios vivos con el fin de concluir dichos procesos.
  4. Capacitar al personal de Jurídico Laboral y Recursos Humanos de la empresa.
  5. Acudir con un especialista para ordenar las nuevas estrategias.

POR LIC. ALEJANDRO MARTÍNEZ ZAMBRANO




NOTAS RELACIONADAS