probusiness

POR Arturo Quiñonez

Ante tanta riqueza, humana y monetaria, seamos mayoría los inversionistas que participamos en proyectos de innovación y tecnología.

Cualquier visitante en nuestra próspera ciudad estaría de acuerdo con que Monterrey es una ciudad líder en innovación tecnológica y de negocios de México y America Latina. Con el ingreso per cápita más alto del país, similar al de Berlín y Seúl, Monterrey se posiciona hacia la próxima década como la ciudad industrial y centro de innovación más importante de la región, aunque algunas actividades básicas agropecuarias y el repetitivo negocio inmobiliario siguen siendo espejismos para los inversionistas, pues merman el rendimiento promedio de los negocios de la entidad.

El desarrollo tecnológico, la inversión de capital y los negocios de eficiencia tecnológica, en conjunto con el capital intelectual local, fueron la combinación de factores éxito que dio origen a esta ciudad, y aún lo continúa siendo. Las tendencias tecnológicas e industriales existentes en el mundo encuentran un perfecto lugar para desarrollarse en Monterrey ya que, entre el abundante y capacitado capital humano y el espíritu emprendedor de la comunidad, magnifican la eficiencia y la rentabilidad de los proyectos. Encontrar empresas con márgenes superiores al 100% es común en la entidad, por supuesto cuando se refiere a proyectos de alta tecnología que impulsan el crecimiento del PIB local a niveles superiores al promedio nacional.

Los altos márgenes de los negocios relacionados con la industria de transformación, de energía renovable o de desarrollo de software, no tienen similitud a aquéllos que rinden los trillados negocios inmobiliarios que en el mejor de los casos duplican la inflación o aquellos que se observan en los negocios agropecuarios. Los proyectos con un gran diferenciador tecnológico y valor agregado a la industria brindan al inversionista márgenes más atractivos a la luz del entorno económico. Sólo los cultivos basados en tecnología o el tema orgánico son atractivos en rendimientos, pues podrían duplicar el capital invertido en poco tiempo, no así el tema inmobiliario.

Los proyectos de creación de energía renovable, de biotecnología y de ingeniería avanzada deberían ser la carta de presentación de Monterrey. Aprovechar el capital intelectual y el de riesgo traería ese enfoque de innovar en invertir en tecnología industrial. Aprovechar el conocimiento del recurso humano local y la preparación académica que las prestigiadas instituciones locales brindan a la comunidad, es un gran diferenciador con respecto a otras ciudades del mundo.

Acerquémonos a los foros de innovación y a las fuentes de capital que abundan en esta acaudalada ciudad buscando negocios diferenciados. Para informarse acerca de las oportunidades de inversión de capital privado, de participación en negocios de alta tecnología y de infraestructura, platiquemos.

Infórmese. Analice. Invierta.

POR LIC. ARTURO QUIÑONEZ. Director de Casa de Bolsa Actinver




NOTAS RELACIONADAS