proconnect

POR PRO Magazine Staff

HPE sabe que para mantenerse como líder de innovación es necesario transformarse. En el mundo de los negocios las reglas cambian constantemente; esto sucede porque la economía se ha transformado, porque...

HPE sabe que para mantenerse como líder de innovación es necesario transformarse.

En el mundo de los negocios las reglas cambian constantemente; esto sucede porque la economía se ha transformado, porque los usuarios han adoptado hábitos distintos a los que tenían hace 10 años, porque la competencia ha crecido y se ha diversificado, entre muchas otras razones.

 Sin embargo, dentro de la Economía de las Ideas (EI) hay una que ha ocupado el lugar más importante y se ha establecido como máxima para el éxito: si una empresa quiere tomar la delantera es necesario que adopte la transformación digital.

Tema que domina Hewlett Packard Enterprise (HPE) y que busca simplificar para sus clientes. HPE, una de las empresas con más historia y renombre en Silicon Valley, está tomando las medidas necesarias para mantenerse como líder de innovación y ofrecer los servicios de negocio más fuertes y versátiles del mercado.

 Tomando esto en cuenta, establecieron tres enfoques principales para fortalecer a sus clientes en esta nueva era: infraestructura híbrida, el Internet de las Cosas y servicios de IT que impulsen a los negocios a una modernización digital. Para lograr sus objetivos, primero decidieron cambiar la estructura de la empresa, para así centralizar su modelo operativo y poder tomar decisiones más acertadas, rápidas y precisas.

CAMBIOS EN SU ESTRUCTURA

“Para esta transformación, en HPE nos preguntamos ¿qué parte de nuestro portafolio es necesaria para cubrir estas necesidades? Fue entonces que se tomaron una serie de decisiones iniciando hace dos años con la separación de HP en dos compañías; HPE dedicada a las soluciones en el centro de datos y HP Inc., que vende cómputo personal e impresión”, explicó Adriana Flores Villarreal, Directora de Canales, Alianzas y Proveedores de Servicio de HPE México, durante nuestra entrevista.

 “Adicionalmente, se han tomado otras decisiones como, por ejemplo, escindir el negocio de Enterprise Services dedicado al outsourcing, el cual a su vez se fusionó con CSC y ahora son una compañía bajo el nombre de DSX. Otro ejemplo es también la separación de la división de software la cual se unió a la compañía inglesa Microfocus.

 Esto con el propósito de concentrarnos en nuestras áreas foco: simplificar la infraestructura híbrida, ofrecer soluciones en la periferia inteligente mediante el Internet de las Cosas. Consideramos que en el ramo industrial habrá mucho que aportar, y es fundamental contar con los servicios de consultoría, entrega y financiamiento que se requieren para la transformación digital”, complementó.

 Llevaron a cabo, además, una serie de adquisiciones y alianzas estratégicas, como lo fueron las adquisiciones de Aruba, SimpliVity, SGI, Cloud Cruiser, Niara, Nimble Storage entre otras para justamente robustecer la estrategia arriba mencionada y, por otro lado, mantener las alianzas tan importantes para HPE como lo son SAP, Intel, Microsoft, Red Hat; también se generaron nuevas compañías como Docker, Mesosphere, Chef, entre otras, que apoyan su estrategia.

“Por supuesto, seguimos con la innovación que nos caracteriza sacando al mercado, de manera orgánica, soluciones propias para la era digital. En HPE seguimos enfocados, también, en los canales de venta. Yo te diría que aquí en México más del 70% de lo que vendemos lo hacemos a través de nuestros canales, el resto de forma directa. Tenemos una red muy fuerte, mantenemos esa comunicación a través de todos nuestros programas”, comentó Adriana.

 Están apoyando para que, de la misma forma que HPE se está transformando, sus canales también lo hagan. “Ya dejamos ir lo que no tenía el foco que nos habíamos propuesto, ya lo complementamos con nuevas adquisiciones, continuamos invirtiendo sumas considerables cada año en investigación de desarrollo y, además, tenemos las alianzas correctas.

Con todo eso ya podemos ayudar a nuestros clientes a incursionar en el camino hacia la nube híbrida de una manera simple. Eso es lo que estamos buscando, cómo ayudar a nuestros usuarios a realmente explotar esta potencia, a aprovechar y sacar información que les ayude a tomar decisiones al momento, a reducir costos a través de un sistema más eficiente y a ser más competitivos”, recalcó la Directora.

 

LOS EJES DEL ÉXITO

Para HPE, el nombre del juego es “velocidad”. Es necesaria para desarrollar, proponer, crear y reaccionar antes que la competencia lo haga. Para lograrlo, es indispensable contar con bases que lo permitan y que se adapten a estos cambios.

 “Si tú lo quieres hacer de la manera tradicional, con la estructura tradicional, va a ser difícil porque no está hecha para la era digital. Lo que tienen que hacer es avanzar hacia la Economía de las Ideas y para eso necesitas otro tipo de arquitectura”, compartió Adriana.

 Aquí es donde entra en escena la infraestructura híbrida, que permite a sus usuarios disfrutar de los beneficios de la nube pública y de los servidores privados. “¿A qué nos referimos con eso? Desde que salió el tema de la nube, muchas empresas decidieron llevar todo a esta plataforma.

 Lo que nosotros proponemos es una estructura híbrida, hay cosas que sí te vas a llevar y otras que no tiene sentido que lo hagas, por seguridad, porque son sistemas heredados, por costos, y conviene dejarlos”, explicó Adriana. Dentro dela propia innovación de HPE, se desarrolló Composable Infrastructure, que ofrece la velocidad y flexibilidad de la nube dentro del centro de datos de la empresa.

Es una tecnología que, mediante infraestructura definida por software y lo que llaman recursos fluidos, puede alojar en una misma infraestructura diferentes aplicaciones, sistemas operativos y tomar los recursos que requiera y soltarlos cuando ya no los necesite, de tal forma que estén disponibles para el resto de las aplicaciones.

A partir de esta tecnología, salió al mercado HPE Synergy. Se trata de una plataforma que facilitará la entrega de servicios y aumentará el rendimiento de las aplicaciones a través de una nueva “arquitectura” para TI. “En HPE vemos a Composable Infraestructure como el escalón más alto luego de que una empresa haya pasado por un centro de datos tradicional; centros de datos con sistemas convergentes, que te permiten compartir recursos y, a lo mejor, una implementación que te llevaba meses, te toma días con convergencia.

 Hoy contamos con la hiperconvergencia, que lo que te da es velocidad; puedes entregar máquinas virtuales en horas en lugar de en días”, explicó. Y ahora con Sinergy esto se puede hacer en minutos. Para finalizar nuestra plática, Adriana resaltó: “Yo te puedo decir que en Monterrey hay gente muy, muy informada e interesada en las tendencias tecnológicas. Se trata de personas que les gusta ser punta de lanza.

 Nosotros vemos que las empresas perciben la necesidad de transformarse y tienen que ir para allá, pero es un reto. Queremos que este paso a la infraestructura híbrida sea simple, por lo que ofrecemos consultoría para ayudar a las organizaciones a ver qué necesitan, a hacer un levantamiento de inventario de aplicaciones y de infraestructura y tomar la mejor decisión para ellos.

 Adicional a eso contamos con esquemas de financiamiento bastante probados y reconocidos en el mercado a través de nuestro brazo HPE Financial Services y nuevos esquemas de consumo como lo es Flexible Capacity que permite el pago por uso de infraestructura.

 

 




NOTAS RELACIONADAS