probusiness

POR Helpi Coaching

Un organigrama es la representación gráfica de la estructura de una empresa o una institución. ¡Utilízalo en tu empresa familiar!

Cuando hablamos de problemas laborales del tipo "mis empleados no me hacen caso" o "tengo que andar tras ellos", es importante revisar y tomar en cuenta que todo empieza con el organigrama, esta herramienta muchas veces ignorada, hecha una sola vez "por requisito", y que  nunca se vuelve a revisar o peor aún los empleados desconocen completamente y no tienen la menor idea de que existe o qué lugar ocupan ellos en el organigrama.

Y es que, es muy común que en las PYMEs (Pequeñas y Medianas Empresas), el organigrama sea: el dueño como director de todo y todos los demás abajo, esto tal vez al principio no cause muchos problemas, pero una vez que la empresa empieza a crecer se presenta invariablemente, es más, con el primer empleado que contrates que tenga como jefe a alguien que no seas tú (el dueño), seguramente ya te estarás enfrentando a problemas del tipo: “y el por qué me manda si antes era usted el que me daba la órdenes”, o si antes eran compañeros y “subes” de puesto a uno de ellos.

Otro problema muy frecuente es el caso de las empresas familiares, que muchas son PYMEs, es que en estas empresas generalmente está el padre de la familia, que es el director general y “el que manda” a todos los demás (incluidos hijos y empleados) y en muchos otros casos una pareja de esposos que son ambos los “directores generales” y tienen igual autoridad y prácticamente los mismos empleados.

Desafortunadamente, ver el negocio desde esta perspectiva no permite que la empresa crezca, además de los muchos problemas de toma de decisiones que se presentan con ese modelo . Por ello, la gran importancia de crear un organigrama pero más aún, de que todos lo conozcan y lo usen, tenerlo a la mano en un lugar visible. Ahora bien, ¿qué es usar un organigrama? Que las líneas de mando se respeten, que cada persona tenga sólo un jefe y que ese jefe sea el que le dé instrucciones a ese colaborador y lo evalúe. 

En el caso de las parejas de esposos hay que sentarse tranquilamente y reconocer que sólo puede "y debe" haber una persona hasta arriba del organigrama, y que uno de los dos tendrá que ser el director general, al menos en el negocio, recordemos, para el bien de la empresa.

Visita www.helpicoaching.com

 




NOTAS RELACIONADAS