proconnect

POR PROMAGAZINE

After brinda a los clientes lo que ellos buscan y un poco más.

La visión de muchas empresas es crecer tanto en su país de origen como alrededor del mundo.

Para lograrlo, deberán analizar la introducción de sus productos acorde a los diferentes aspectos que conforman al país, como cultura, creencia y religiones.

En simples términos, deben tropicalizar sus conceptos para sobrevivir. Los productos locales o de otros orígenes deben ser adaptados a clientes cada vez más globalizados y exigentes en precios, calidad y servicio.

Esto brinda oportunidad y gran potencial en deportes, salud o belleza, vivienda y mobiliario, tecnología, alimentos, bebidas y moda (ropa y zapatos). Recurrir a la innovación sin tener en cuenta aspectos regionales, es como actuar dependiendo de los nichos comunes que hayan en cada zona geográfica.

Adaptar el producto al lugar, sin embargo, atraerá más clientes que tengan en común la necesidad del servicio en cuestión, porque si una marca tiene claros los parámetros que hacen que se actúe de una manera o de otra, la sociedad estará dispuesta a probar la idea.

Es así como nació After, con el objetivo de permitir que cualquier persona pueda vestirse como le gusta a un precio accesible, además de sacar provecho a la ropa usada de marca. En entrevista PRO, el co-fundador Francisco Garza nos platica cómo lleva más de 3 años en la industria de compra-venta, “con este proyecto, damos a entender que no sólo cambiamos la forma en la que se ven, sino también en la que compran y comparten estilo”.

Como su nombre lo indica, After fue creada para aquellos amantes de la moda que buscan lo nuevo en tendencias mediante plataformas digitales donde además de adquirir productos, comparten sus experiencias con otros usuarios. 

El modelo de negocio es un ganar-ganar que involucra a la marca, el comprador y el usuario: consiste en vender y sacarle provecho a lo que ya no se usa, generando ingreso extra para el usuario, ahorrándole dinero al comprador por comprar cosas en excelente estado a precios bajos, y la marca genera un impacto social en los hábitos de consumo.

“Los usuarios ya no quieren poseer por poseer”, explica Francisco, “sino convertirse en quienes marquen tendencia y decisiones de compra de las próximas décadas. En un inicio, comenzaron con tiendas físicas, aunque ahora se han centrado en el comercio electrónico, reinventando el concepto y relanzándolo de manera innovadora y distinta, llegando así a todo el país.

After participó en el Hot Sale de este año, misma iniciativa que triplicó sus cifras en comparación a otras ediciones. ¡Encuentra los mejores productos en su sitio web, Facebook e Instagram!




NOTAS RELACIONADAS