probusiness

POR Arturo Quiñonez


  • Emprendedor, ¿a qué te dedicas?
  • ¡Soy desarrollador inmobiliario y restaurantero!
  • Qué original eres…

La falta de innovación inmobiliaria y la existencia de dinero barato en el mundo han provocado la creación de una burbuja en la actual sobreoferta de bienes raíces y restaurantes. Algunos de estos proyectos encontrarían inevitablemente un dramático obstáculo, dada el alza ocurrida en las tasas de interés en México y el inminente aumento de inflación y tasas en EE.UU.

  • ¡Según mis estudios, el mercado absorberá la oferta inmobiliaria!
  •  Sin catalizadores económicos y más empleos bien pagados, difícilmente.

Una burbuja se produce cuando un grupo numeroso de individuos invierte en lo mismo y con dinero prestado. La escasa creatividad entre algunos inversionistas que recientemente han debutado como desarrolladores inmobiliarios y restauranteros, ha producido una ansiedad exhaustiva entre los demás inversores al grado que, entre más se construye, más deseado es para otros emprender un proyecto similar. El riesgo es que esta burbuja sigue produciendo un alza sin precedentes en los inventarios de bienes raíces disponibles, atentando contra la posibilidad de venderlos o de rentarlos y sin duda, contra su plusvalía.

  • ¡No importa si no se rentan mis locales, la plusvalía seguramente llegará!
  • Sin crecimiento económico no habrá tantos inquilinos. Pagar los prediales y los costos de mantenimiento, ¿ayudará a tener plusvalía?

El hecho que el comprador inmobiliario no llega y que el proceso de asimilación de algunos inversionistas ha sido lento, hace evidente que el ciclo económico ha cambiado y los proyectos podrían tomar más tiempo del planeado en comercializarse. En el pasado, la escasa oferta inmobiliaria era un problema para el comprador, pues eran limitadas las opciones de departamentos, centros comerciales u oficinas. En la actualidad, la demanda real de inmuebles es la nueva preocupación para los vendedores.

  • Mis locales comerciales y mi restaurante son los más diferenciados…
  • Habría que consultar a un buen estratega de mercadotecnia y desarrollador de negocios.

El uso de créditos baratos del emprendedor, aunado a la desesperación del inversionista causado por los bajos rendimientos en la renta fija mundial, ha magnificado el apetito de invertir en estos proyectos. El conflicto podría venir para los compradores en el futuro pues estarían “entrampados” al no poder rentar o revender sus inmuebles. La espera de una lejana plusvalía de sus inversiones podría provocar bancarrotas mientras no sea absorbido de manera real el inventario inmobiliario. El ciclo de inversión va cambiando, lo que fue atractivo hace unos años, podría dejar de serlo muy pronto.

Ante la controversia de seguir construyendo o emprendiendo restaurantes, analice los escenarios. Con gusto le orientaremos de las mega-tendencias en estas industrias. Analice. Decida. Invierta.




NOTAS RELACIONADAS