probusiness

POR PROMAGAZINE

Estos son solo algunos de los elementos más notorios para crear una tienda móvil.

Son muchas las ocasiones en que esta columna ha recomendado el uso de dispositivos móviles para tener presencia 24/7, pero si un empresario que apenas comienza le gusta enfocarse en todos los detalles que pueden llevarlo al éxito, no debe descuidar la presencia de su tienda también en estos dispositivos.

Así como nos fijamos en el precio, el uso o la necesidad que el producto o servicio cubre, una tienda debe estar bien hecha; por ejemplo, la página de inicio debe ser fácil de escanear y el cliente debe saber dónde encontrar lo que busca.

Es obvio que hay más elementos que pueden ser abordados antes de crear una tienda móvil, estos son solo algunos de los más notorios y que no se deben dejar pasar de largo si se desean aprovechar todas las ventajas que ofrece estar en un dispositivo móvil sin importar el giro del negocio. 

  1. Para que todo sea fácilmente escaneable  no hay que saturarla con elementos gráficos que requieran de mucha atención visual o que puedan ser muy confusos. La trayectoria visual que debe seguir el cliente debe ser clara y mostrar el primer nivel de las opciones de cada categoría, así el usuario puede escanear la lista de productos en cuanto llega al sitio.
  2. La interfaz del usuario en una e-tienda debe tener los botones de regreso resaltados y los enlaces de pasos del proceso (breadcrumb) muy claros. Los clientes deben poder regresar seguros al formulario completado sin tener que reingresar su información personal, a excepción de su número de tarjeta de crédito o su contraseña pues eso sería muy frustrante para el cliente.
  3. Así también, la principal llamada a la acción (Call to Action) debe resaltarse sobre otros elementos de la interfaz de usuario y además el botón “Añadir al Carrito” debe verse claramente.
  4. La página de exposición del producto o de descripción del servicio debe estar clara y no estar dividida en subsecciones o en subpáginas pues eso indica que es un texto muy largo. Toda el área de un elemento seleccionado debe ser sensible para clickear, no solo alguna de sus partes.
  5. Por último, los formularios no deben contener autocorrectores pues si el cliente no está atento, puede enviar datos erróneos. La información solicitada también ser poca para que los clientes no abandonen la suscripción o la compra.



NOTAS RELACIONADAS