prolife

POR Víctor Melgarejo

El espíritu del comprador es el motor de toda interacción.

El empoderamiento de una marca hacia una persona puede marcar la diferencia tanto de la forma física como mental. "Empoderar" significa dar el poder de decisión y acción al individuo y en una economía de servicios. El espíritu del comprador es el motor de toda interacción.

Muchas organizaciones no entienden la importancia de transmitir una propuesta de valor a su mercado, mucho menos el espíritu de la organización representado en la marca en todas sus formas y canales.

El carisma y el espíritu de una marca son responsabilidad de la organización, en ese punto es cuando empoderamiento al usuario, el poder que nos dan las marcas, está definido por la usabilidad.

El qué tan fácil es usarlo, qué tan bien me veo, cuánto me puedo mover, con quién y a través de qué canal puedo compartirlo de acuerdo a la experiencia y conocimiento percibido por el usuario respecto al producto y la forma de compra.

Rosenbaum, en Forbes, hace dos años lo planteaba de una forma simple: un comprador informado y global está empoderado. Como emprendedores no debemos olvidar esto. Mosotros sabemos que quiere nuestro cliente, así que ¿qué estamos esperando?




NOTAS RELACIONADAS