prolife

POR PRO Magazine Staff

Te presentamos algunos consejos para que lleves un estilo de vida saludable y no descuides tu nutrición.

Por: Isaac Rasso, de Property Public Relations

Aún estando en el trabajo puedes alimentarte sanamente y cuidar tu salud; no olvidar hacer la primera comida del día (desayuno) y tomar agua, son de las principales recomendaciones para evitar enfermedades.

Comer fuera de casa puede sonar a un problema. Descuidar nuestra alimentación es muy fácil, ya que consumimos lo que encontramos con tal de poner algo en nuestros sistemas y eliminar las ansias, pero así llegamos a descuidar nuestra nutrición. Por eso, te presentamos algunos consejos para que los apliques en tu trabajo y lleves un estilo de vida saludable:

Desayuna: Muchas veces nos despertamos sin hambre, con asco o simplemente con prisa, por lo que acostumbramos a saltarnos la primer comida del día. La mejor opción es desayunar antes de salir de casa, así no te dará tanta hambre en el trabajo, rendirás más y solo toma 15 minutos.

 

Come un Snack Saludable: “El pasar tiempos prolongados sin el consumo de alimentos, además de ocasionar que comas de más en tu próxima comida, puede ser dañino para tu salud, ya que es factor de riesgo para gastritis, úlceras gástricas y cálculos en la vesícula", comenta la nutrióloga Raquel Pérez de León.

  • Un sándwich de queso panela con aguacate, jitomate y lechuga
  • Fruta o verdura picada o entera (evita los jugos)
  • Un yogurt descremado
  • 4 galletas marías o 4 galletas habaneras o 6 galletas de animalitos
  • Un licuado de leche con frutas

 

Quédate en el comedor. Entre más salgas a la calle, más te expones a la comida chatarra y no saludable.

  • Toma agua, en lugar de refresco
  • Platillo con verduras.
  • Alimentos a la plancha, hervidos o al horno.
  • La fruta es la mejor opción de postre.

 

Come solo lo suficiente: Solo como hasta que te sientas satisfecho, no comas más de lo que debes comer.

 

Hidrátate: El agua es muy importante, ya que la mayor parte de los nutrimentos que obtenemos de los alimentos, pueden usarse por el cuerpo humano gracias a ella. Toma de 6 a 8 vasos de agua natural al día. Lleva tu propio termo para cuidar el medio ambiente.

Ejercítate: Difícilmente podemos hacer ejercicio cuando estamos en la oficina y lo mismo aplica cuando salimos de ella, por la falta de tiempo. Por eso, lugares como Impulse Centers te ofrecen ejercicio y rutinas especializadas y de la mejor calidad, con apenas 15 minutos de entrenamiento. Esto se debe a la tecnología EMS basada en impulsos eléctricos. Para las clases, cada usuario utiliza un traje especial y un cinturón elástico que lleva un circuito de corriente ligado a un aparato llamado Wav-e. Todo esto en conjunto, permite que tu ejercicio sea intenso y bajes la mayor cantidad de calorías en el menor tiempo posible. 




NOTAS RELACIONADAS