prolife

POR Helpi Coaching

Un estudio muestra que la edad promedio de las personas que inician un negocio es entre 30 y 40 años porque es el momento en que muchos de nosotros empezamos a hacernos preguntas como: ¿Qué es lo que...

Un estudio muestra que la edad promedio de las personas que inician un negocio es entre 30 y 40 años porque es el momento en que muchos de nosotros empezamos a hacernos preguntas como:

  • ¿Qué es lo que realmente quiero?

  • ¿Cuál es el significado de mi vida?

  • ¿Qué es lo que me propongo hacer en mi vida?

 

Para los emprendedores, un negocio es algo muy personal. Tiene que ser algo que nos apasiona, ayudar a los demás, y cumplir con nuestro corazón y alma. Y tener un negocio propio es el mejor camino para el crecimiento de uno mismo, porque nos hace enfrentarnos a nuestros miedos y deseos más profundos. Cada uno de nosotros tiene un propósito único y también mucho potencial, y en KREZKO (EMyth + Pumpkin Plan + Profit First) nos emociona ver a emprendedores intensificar y mostrar al mundo lo que pueden hacer para cambiarlo.

Aquí les dejamos 8 lecciones que estamos seguros de que los guiarán para vivir una vida más plena y exitosa.

UNO: Todo lo que quieres está  fuera de tu zona de confort.
Einstein dijo que la locura es hacer lo mismo de la misma manera y esperar un resultado diferente. Si no estás satisfecho con el nivel actual de felicidad, relaciones, riqueza y plenitud, significa que tienes que hacer las cosas de manera diferente para obtener un resultado diferente. Y si quieres más felicidad, más dinero y mayor cumplimiento, tienes que dar un salto más grande. Puede ser aterrador e incómodo, pero lo que hace a un emprendedor exitoso es estar dispuesto a la incomodidad.

DOS: Lo interesante en la vida tiene riesgos.
¿Cuáles son las 5 experiencias más increíbles que has tenido en tu vida? Apuesto a que casi todas han implicado un cierto nivel de riesgo ¿o no? Si no hay ningún riesgo, no hay recompensa. Si no hay riesgo, la vida es aburrida. Todo depende de ti,  si lo percibes como un riesgo o una oportunidad.

TRES: Prueba de todo. No vas a encontrar “el destino final” hasta que te levantes y ¡muevas ese trasero!
Si acabas de meditar y esperas un mensaje de Dios o el universo, estarías dónde estás, incluso después de 5 o 10 años. Nada va pasar si no tomas acción. El universo te mostrará el camino sólo cuando estés realmente comprometido y dispuesto a hacer lo que sea necesario.

CUATRO: El éxito nunca es una línea recta. Siempre es para arriba y abajo, en desvío y en zigzag.
Eddie Cantor dijo: “Te toma 20 años en hacer un éxito de la noche a la mañana.” Muchas personas no se dan cuenta de los duros años de trabajo detrás de un éxito. Los obstáculos son parte del juego. No es que sólo unas pocas personas tengan éxito, sino que la mayoría de la gente se da por vencida antes de tiempo.

CINCO: No hay tal cosa como un equilibrio.
Muchos pequeños empresarios dicen que quieren el equilibrio. Pero, ¿qué es el equilibrio? Cuando las cosas están equilibradas, no hay movimiento. Si no hay movimiento, no hay progreso. Tienes que saber lo que es importante para ti y decidir tu prioridad. El equilibrio es un proceso constante, no una meta a alcanzar un día.

SEIS: Puede que no seas capaz de tenerlo todo al mismo tiempo.
Cuando eres propietario de un negocio, puede que no tengas todo el tiempo que deseas para tus hijos. Hay veces que tienes que tomar una decisión difícil, pero nunca te arrepientas de tu decisión. Estás ejecutando un negocio, porque te apasiona y estás cumpliendo con tu misión. Si vives para tu propósito más elevado, tus hijos te respetarán y comprenderán algún día. Recuerda que tus hijos verán el mundo a través de tu vida. Si quieres que tus hijos sean líderes exitosos y agentes de cambio, cuando crezcan, enséñales a través de tu acción.

SIETE: Rodéate de gente exitosa y positiva.
Aléjate de las personas con pensamientos limitados y negativos, con chismes y que se quejan porque se comerán tus sueños! Conscientemente elige a las personas que estén siempre felices, positivos y comparten una misma visión y fe contigo.

OCHO: Ten una misión más grande que tú.
No hay que subestimar lo que un emprendedor puede hacer para el mundo. Y parte de cada uno de nosotros. Tenemos contacto y influenciamos la vida de muchas personas. Estamos convencidos de esta palabra, “Si quieres cambiar el mundo, empodéralo”.

-

Visita nuestra página de Internet (www.e-myth.com.mx) y nuestro video (https://www.youtube.com/watch?v=T6giEGmWXN8




NOTAS RELACIONADAS