proselects

POR PRO Magazine Staff

A prueba de todo: crear este espacio de trabajo y vivienda en las alturas requirió procesos de construcción de última generación y de clase mundial.

La losa habitable más alta en toda Latinoamérica se encuentra albergada en la zona de Valle Oriente, dentro de nuestra ciudad. En sus más de 279 metros de altura, la Torre KOI cuenta con 69 niveles desde el sótano y 64 desde el nivel de calle; 25 pisos están destinados para oficinas y 35 para departamentos, lo que te permite prácticamente vivir en el nivel más alto de México y América Latina, otorgándote una de las vistas más codiciadas del país.

"Aunque tengas un departamento en los primeros niveles, siguen siendo de los más altos de Monterrey y si te vas a los últimos departamentos, no hay uno más alto en toda Latinoamérica", destacó Jorge Martínez Páez, Vicepresidente de Operaciones de Internacional de Inversiones (IDEI). "Para poder tener esta altura, se tuvieron que hacer muchas innovaciones en tecnología y crear ingenierías muy específicas para el proyecto". De acuerdo a Jorge, al llevar a cabo este ambicioso mega proyecto se realizaron previamente múltiples pruebas y procesos de clase mundial; se contrató una ingeniería estructural proveniente de Estados Unidos, se ejecutaron pruebas de laboratorio en Miami para examinar la fachada y se metió a túneles de viento en Canadá, lo que también la hace estar doblemente protegida en caso de catástrofes naturales, incluidos sismos (aunque la probabilidad sea muy baja).

"Monterrey no es zona sísmica, sin embargo lo que sí tiene es que es un área con mucho viento, específicamente en Valle Oriente", afirmó Jorge. "El edificio está diseñado para soportar vientos de hasta 300 km/h que es más rápido que la categoría más alta de un huracán, está muy protegido contra el aire y eso generó que quedara sobreprotegido para la parte de sismos".

La Torre KOI cuenta literalmente con un piso entero que alberga tecnología innovadora que lo hace funcionar de manera óptima. En el nivel 21 se pueden encontrar los sistemas de rebombeo de agua y clima, cisternas, subestaciones, cuartos de máquinas, etcétera. "El proyecto lo hicimos LEED Plata; eso hace que además de ser un proyecto con eficiencia en energía, agua y mantenimiento, se cuentan con muchas cualidades que mejoran la calidad de vida de las personas, como el intercambio de aire nuevo y evitar el uso de materiales o pinturas tóxicas", destacó.

Con la construcción de la torre más alta del país, IDEI se ha convertido en un pionero en cuanto a innovación en la construcción se refiere. De acuerdo a Jorge, la empresa siempre se ha enfocado en innovar, buscar lo nuevo y tomar riesgos, lo que ha hecho que otras desarrolladoras también mejoren su trabajo y creen mejores proyectos que impulsen a Monterrey a seguir creciendo de forma inteligente.

Aunque Monterrey pudiera seguir creciendo horizontalmente, lo cierto es que los trayectos cada vez se vuelven más largos. Ahora vivir en un departamento de talla mundial, como los que podemos encontrar en la Torre KOI, resulta mucho más seguro, cómodo y práctico, gracias a las amenidades e innovaciones que ofrece a sus habitantes.

"El edificio está diseñado para soportar vientos de hasta 300 km/h que es más rápido que la categoría más alta de un huracán".




NOTAS RELACIONADAS