probusiness

POR PRO Magazine Staff

La nueva cámara puede ejercer un importante control institucional sobre el gobierno del presidente de Estados Unidos.

Los Demócratas recuperan la Cámara de Representantes en las elecciones de medio término, lo que representa una tenue señal de descontento hacia Trump y un palo en la rueda a su agenda conservadora en el legislativo.

Los estadounidenses votaron este martes para renovar el Congreso y una serie de cargos locales, en unas elecciones de medio mandato que se perciben como un referéndum sobre la presidencia de Trump.

Se renuevan prácticamente todos los parlamentos locales, los gobernadores de 36 estados así como numerosos cargos (alcaldes, jueces, sherifs...). Los electores también se pronuncian por una cantidad de iniciativas locales.

Ahora que triunfaron los demócratas en su mayoría, en la cámara baja de Trump. 

¿Cuáles son las posibles repercusiones?

Aumenta considerablemente la posibilidad de que se inicie un impeachment contra Trump. Al ganar más demócratas se alzan con el control del Senado, podrían bloquear eventuales nombramientos de Trump a la Suprema Corte, el sistema judicial federal o cargos ejecutivos, pues la Cámara alta tiene la última palabra para confirmar esas designaciones.

¿Quién ganó en las elecciones pasadas?

En 2016 no sólo se eligió a Donald Trump presidente. Los republicanos ganaron las elecciones a la Cámara y al Senado. En un sistema presidencialista como el norteamericano, con una férrea división de poderes, no es común que un solo partido controle a la vez las dos cámaras del Capitolio y la Casa Blanca. 

TRIUNFO DEMÓCRATA

En este caso se esperaría que se diera marcha atrás a muchas de los proyectos de Trump como la salida del Plan de París contra el cambio climático, también se esperaría que Estados Unidos cediera en puntos más discutidos del T Mec, antes TLCAN.

Con los demócratas en la Cámara de Representantes, el nuevo congreso podría pedirle al presidente y a su equipo que declaren bajo juramento sobre el escándalo de corrupción y fraude en las elecciones que colocaron a Trump como presidente.

Incluso, en una de esas, también se abriría la puerta a un proceso de destitución contra Donald Trump.

Por último, los planes de construcción del muro se verían congelados pues se tiene previsto que desde el poder legislativo, la eventual mayoría demócrata congele todos los recursos para su edificación.




NOTAS RELACIONADAS