probusiness

POR PRO Magazine Staff

Descubre cuáles son los beneficios que este modelo ofrece a los emprendedores y cuáles son los retos para ser implementado en nuestro país.

En un mundo globalizado en el que las dinámicas de socialización han cambiado es natural que la forma de hacer negocios también evolucione. Las múltiples herramientas digitales con las que contamos hoy en día, nos permiten tener una comunicación eficiente en la que podemos conectar, de manera casi inmediata, oferta y demanda.

Es así como surge el modelo de Economía Colaborativa, en el que a través de plataformas virtuales es posible compartir, intercambiar o vender bienes o servicios. Empresas como Uber y Airbnb, han venido a demostrarnos el éxito y alcance que los emprendimientos colaborativos pueden llegar a tener.

En México ya se explora la manera de apoyar este tipo de emprendimiento, y el pasado 5 de septiembre Nacional Financiera reunió a empresarios, académicos y funcionarios para explorar la manera de impulsar desde el sector público a las empresas y startups mexicanas basadas en Economía Colaborativa. Se encontró que este modelo además de ser innovador, trae muchos beneficios para el país. Desde el punto de vista ambiental, reduce contaminación por medio del aprovechamiento de recursos subutilizados; desde lo económico, representa un ahorro para consumidores, aumenta el poder de compra y genera incremento de ingreso. Además, desde un punto de vista social, fomenta la cohesión a través de la generación de confianza y de dar valor a las redes sociales. Así mismo, este modelo es flexible al poder ser utilizado para diferentes fines como el de consumo de bienes y servicios, aprendizaje, producción, finanzas y gobernanza.

Sin embargo, existen muchos retos para poder impulsar este nuevo modelo. Desconfianza, desconocimiento y falta de regulación, son los principales factores que manifestaron los 32 empresarios que integran la primera comunidad de Economía Colaborativa en México que nació a raíz de esta reunión. De la mano de Nacional Financiera, buscan seguir intercambiando conocimientos, tener una mejor presencia en medios digitales y generar estrategias que incidan eficazmente para promover este modelo económico y así las oportunidades de crecimiento y competitividad en México.

POR TONATIUH SALINAS. Director General Adjunto de Banca Emprendedora.




NOTAS RELACIONADAS