proconnect

POR Paola Villarreal

Un innovadora herramienta de movilidad portátil con sensores de sonda utilizados para detectar obstáculos para usuarios ciegos o con impedimentos visuales.

A lo largo de la historia, las personas con discapacidad visual han tenido como herramienta el bastón blanco, mismo que es reconocido universalmente como signo de independencia y libertad para el desplazamiento de las personas con deficiencia visual.

El bastón es un dispositivo de movilidad con el que son entrenadas las personas con ceguera y baja visión para poder desplazarse con mayor autonomía e independencia en la vía pública, también sirve como distintivo, como informador y como protección. Esta herramienta no se había modificado desde 1921.

Strap Tech, es una empresa de tecnología mexicana enfocada en la mejora de la vida de las personas con discapacidad, buscando que todas las personas tengan acceso a mismas tecnologías para así, ser independientes.

Diego Roel, estudiante de Prepa Tec, Eugenio Garza Sada, a sus 16 años inventó un arnés con sensores que indican dónde hay obstáculos y cuyo nombre es Strap. Es el primer sustituto al bastón para personas con discapacidad visual, hecho para el mundo de hoy.

"Es una prenda que le indica al usuario por medio de vibraciones si tiene un obstáculo enfrente y así se va a poder mover con mucho más autonomía. Detecta escaleras, baches, personas, banquetas y muebles",  explicó.

Dependiendo del tiempo, con una ecuación en aritmética, sabemos a qué distancia está el objeto y lo procesamos con algoritmos de Inteligencia Artificial para determinar si es un obstáculo o es algo de lo que no hay que preocuparse.

El dispositivo se desarrolla desde hace dos años y participó en el concurso Spotlight de INCMTY 2017, donde ganó una beca para ingresar su proyecto a la Incubadora de Empresas del Tec.

Diego desde muy pequeño había despertado la curiosidad y admiración por la tecnología, participando en talleres de robótica fue donde nació la idea.

En el mundo hay 36 millones de personas con ceguera y 217 millones con discapacidad visual de moderada a grave, según la Organización Mundial de la Salud. "Ahí fue donde me prometí: 'Tengo que hacer algo para cambiar eso, tengo que poder darles esas oportunidades que todos los demás tenemos'".

Al enterarse de esas cifras, Diego decidió enfocarse a ayudar a ese sector.

Strap se encuentra actualmente en etapas de finales de prototipado, con el trámite de patente en proceso y listo para lanzarlo al mercado lo antes posible. Con un costo que rondará los 5 mil pesos, el dispositivo podrá sustituir al bastón para invidentes. Su funcionamiento es a base de Inteligencia Artificial.

El invento  promete ser una herramienta valiosa para quienes tienen una discapacidad visual.

Para más información visita el sitio oficial: http://www.strap.tech/#home




NOTAS RELACIONADAS