Regresar
COMPARTIR

Es fácil identificar la necesidad de orden en una habitación, pero nos percatamos de un desorden en nuestras finanzas demasiado tarde, cuando ya no alcanzamos fácilmente el fin de mes sin tener que pedir un préstamo emergente o cuando las tarjetas simplemente dejamos de pagarlas o no las pagamos completo porque nos excedimos innecesariamente. Esas son señales de un “desorden” en nuestras finanzas.

     Para poder reestablecer la ruta adecuada de nuestra economía tenemos que comenzar por un PRESUPUESTO, es una palabra difícil de digerir para quienes prefieren no tener la certeza de en qué gastarán este mes, durante el semestre o el año corriente. Sin embargo, al evadir el tema de presupuesto en nuestra vida se genera más desorden y eso nos lleva a un caos irremediable en nuestras finanzas.

    Un ejemplo muy sencillo de las cuentas que debe tener un presupuesto personal es el siguiente: Partimos de un INGRESO y la serie de gastos que vamos descontando no debe exceder este ingreso al cual debemos sujetarnos e incluso generar una CAPADIDAD DE AHORRO con el excedente.

Pero ¿cómo sujetarnos a un gasto si ni siquiera conocemos cuáles son los gastos mensuales que abordamos?
Mínimo debemos quedarnos con un 10 a un 20% de nuestros ingresos; es decir; el gasto que tenemos cada mes, no debe exceder del 80% de nuestro ingreso. Si nos damos cuenta, tan solo por la era en que nos ha tocado vivir, todos tenemos un nivel de vida de millonarios si nos comparamos con personas del siglo pasado. Contamos con auto, con un teléfono celular móvil; desde los niños hasta los adultos más avanzados, viajamos en avión, y contamos con toda la tecnología y aparatos electrónicos que no contaban nuestras generaciones precedentes. Pero también nos desborda un exceso continuo en nuestros gastos al cual, nos hemos acostumbrado invariablemente.

    Tengamos una meta anual de ahorro, una meta de logro de objetivos e identifiquemos en qué son las fugas de dinero que más caemos, nuestra meta será tener en control nuestras tarjetas de crédito, el poder generar un ahorro anual e ir formando un patrimonio de acuerdo con nuestro trabajo.

    Te deseo que ese control que puedes observar en una habitación en cuanto a orden y limpieza puedas obsérvalo en tu vida y tus finanzas para que tus sueños puedan verse realizados en el menor tiempo posible.




Image

Newsletter
Promagazine

Obtenga los aspectos más destacados de las noticias más importantes.