Regresar
COMPARTIR

El marketing experiencial o “engagement marketing”, más que una innovación en la metodología del marketing tradicional representa un “must do” o deber hacer para cualquier campaña en la actualidad, el generar una experiencia en el proceso de compra de cualquier producto, establece el diferencial para generar clientes leales, una vez que lo sean se convertirán en los mejores embajadores de marca, ya que no sólo volverán a comprar, también recomendaran la marca con características positivas.

Un sector que por sus características, precio y dinámica de mercado se presta perfectamente para este tipo de estrategia es sin duda el automotriz, desde que el futuro usuario o cliente potencial entra a una agencia de autos se pude generar una experiencia de marca que integre a los cinco sentidos y haga despertar emociones nuevas.

¿QUÉ ESTÁN HACIENDO LAS MARCAS?

En los últimos años hemos visto los esfuerzos que las marcas realizan para generar experiencias de manejo en todo tipo de vehículos, los más comunes son pruebas de manejo, días de venta especial con circuito de prueba, incluso hemos visto pruebas de manejo con pilotos profesionales. Además de esto muchas marcas han apostado por la digitalización en el punto de venta, podemos observar consolas digitales de configuración para los vehículos o la implementación de realidad aumentada.

Recientemente las marcas premium de autos nos dan un ejemplo de como acercarse cada vez más a generar clientes leales y/o enamorados de la marca, dentro de su estrategia de marketing tienen contemplado la creación de clubes, track day, road tours, etc. Eventos que no hacen otra cosa que acercar la marca a los consumidores hasta que la sientan suya, generan experiencias positivas en los usuarios y satisfacen de igual forma su sentido de pertenencia.

Este tipo de esfuerzos se ha visto solamente en marcas premium, pero no suena descabellada la idea de poder replicarlo en marcas en las que el mercado mexicano siente tanto arraigo. Como ejemplo Volkswagen el cual tiene un enorme mercado cautivo el cual no se ha sabido explotar de la mejor manera, ya que de manera informal los “amantes” de esta marca realizan sus propios eventos sin apoyo alguno de las concesionarias.

¿CÓMO SE DEBE HACER?

Cómo mencione anteriormente, la mejor manera de realizar una estrategia de marketing experiencial es desde el primer momento en que el posible consumidor entra en contacto con la marca, ya sea a través de algún medio digital o de manera presencial en el punto de venta, la experiencia de compra debe incluir a todos los sentidos de una manera de asociación positiva, además se debe de incluir en el plan de servicio post venta actividades que satisfaga el sentido de pertenencia de los clientes, creando así perfectos embajadores de marca. 

 

Por lo tanto, buscar atrapar y asociar experiencias en los 5 sentidos de los consumidores, además de generar el sentido de pertenencia, logro y estatus social, siempre serán excelentes ideas a la hora de generar un plan de marketing experiencial. 

 

¡ Sigue a Josué Villegas en Facebook




Image

Newsletter
Promagazine

Obtenga los aspectos más destacados de las noticias más importantes.