Regresar
COMPARTIR

Los beneficios de la tecnología siempre serán bienvenidos, nos hacen más fácil la vida, nos ayudan a resolver problemas, hay avances importantes en el cuidado y recuperación de la salud y la comunicación sin duda uno de los rubros dónde se observa más; hoy con un teléfono móvil puedes estar conectado con gente que quieres y está lejos, puedes conocer lugares, países y personas que de otra manera no podrías alcanzar.

Sin embargo, están los aspectos negativos de éstos avances, unos de los más mencionados es la interrupción de la comunicación y convivencia con los presentes, pues es común ver a las personas en las reuniones “conversando” con otras en ese mismo momento o navegando en sus redes sociales, lo cual los aparta momentáneamente de dónde se encuentren.

Pongo a su consideración tres puntos negativos del mal uso de tecnología:

Desinformación

Por redes sociales circulan a diario noticias falsas, que muchos dan por cierto, la página de la fuente puede emular el nombre de un periódico o fuente confiable, la realidad es que hasta los niños de secundaria hoy pueden crear una nota, editar una foto o video y subirlo e incluso hacerlo viral, mal informando a la gente.

Desprestigio

Lo más ruin que existe. Bajo el poder que da el anonimato o la distancia, existen tipos mal intencionados, que de manera cobarde buscan desprestigiar a alguien o algo. Temas de limpieza, calidad, seguridad, uso de recursos públicos, etc.

Se podrían considerar legítimas cuándo un cliente o usuario de un servicio o producto en particular busque alertar o compartir una mala experiencia dónde su capital, tiempo, salud o esfuerzo se vio mermado, aun así, habría que tener cautela.

Usar mentiras para vender

Los fraudes cibernéticos son cada vez más comunes, principalmente en el sector financiero dónde mediante estafas te hacen perder tu dinero, en muchas ocasiones en la búsqueda de un mayor capital (crédito o inversión). Páginas piratas de empresas multinacionales, productos apócrifos de firmas reconocidas, la gente maravillada por la “oportunidad” caen y seguirán cayendo.

En las ventas en línea es muy común que te vendan con el proposito de mentir, que te ofrezcan un producto o servicio cuya calidad e incluso presentación física difiere de las fotos que te convencieron de adquirirlo. Hay algunas etiquetas que ciertas empresas se ponen, cómo hechas en X país, importado, hecho a mano, edición limitada, lo cual resulta ser un fiasco. Incongruencias en las políticas de devoluciones o cambio que en conjunto, causan un mala experiencia a los compradores en línea.

Cada quien puede sacar sus conclusiones, lo importante siempre será revisar la fuente e incluso utilizar buscadores para comprobar esa información, si es cierta y tan buena seguramente estará publicada en diferentes medios. No creas todo lo que te dicen, en especial lo negativo, las percepciones son subjetivas. Confía en la tecnología y sus beneficios, hay maneras de saber cuando una página web fue creada, por ejemplo: las oportunidades, ofertas, ganancias maravillosas, productos milagros, creo que no existen.




Image

Newsletter
Promagazine

Obtenga los aspectos más destacados de las noticias más importantes.