Regresar
COMPARTIR

¿Por qué es mejor comenzar desde diciembre?

Todos los años esperamos el mes de enero para: “ahora sí” cumplir todos los propósitos, que no hicimos en el año. Diciembre es un mes en el que encontramos tiempo para descansar, estar con nuestros seres queridos y disfrutar de las fiestas, por lo cual preferimos esperar a que un nuevo año comience, para empezar a hacer ejercicio.

Esperar hasta enero para hacer ejercicio puede ser contraproducente, pues para inicio de año tenemos una larga lista de propósitos por cumplir, lo cual puede generar estrés innecesario que te lleve a fracasar.

Comenzar desde diciembre con un propósito específico tiene sus ventajas y es una excelente idea, si lo que deseas es adquirir y fortalecer el hábito de hacer ejercicio.

1. Ahorras dinero: En enero la mayoría de los gimnasios suben sus tarifas, debido a la alta demanda que se da por el boom de los propósitos de año. Empezar en diciembre, te permite aprovechar las promociones y descuentos que dan los gimnasios para fin de año.

2. El gimnasio está más vacío: Para fin de año el gimnasio luce cada vez más vacío, pues la mayoría de las personas esperan a que comience enero, para ahora sí inscribirse. Aprovechar diciembre te da la oportunidad de tener más espacio, conocer mejor las máquinas, de hablar con los instructores y de acoplarte a tus entrenamientos.

3. Ganas tiempo: Empezar un nuevo año con miles de propósitos puede ser tan abrumante, que te lleva a fracasar en el intento por cumplirlos. Comenzar a hacer ejercicio desde diciembre te permite fortalecer en mayor medida ese hábito, para que en enero ya estés más preparado tanto física como psicológicamente.

Esperar hasta enero para ponerte en forma puede ser una mala idea, comienza desde diciembre e inicia el próximo año con uno de tus propósitos ya cumplidos, así podrás enfocarte en los demás.

 

¡ Sigue a Denisse Cupa en Facebook




Image

Newsletter
Promagazine

Obtenga los aspectos más destacados de las noticias más importantes.