Regresar
COMPARTIR

Aunado al mayor interés de las grandes compañías automotrices en participar en este cambio tecnológico y sacar provecho de nuevos hábitos del consumidor automotriz, también se ha impulsado a los fabricantes de baterías a procurar mejorías en la tecnología de almacenamiento de energía. En este cambiante entorno, el inversionista aprovecha para participar.

A medida que el mercado de vehículos eléctricos madura, se pronostica que los componentes para la fabricación de estos experimenten todavía un mayor incremento en su demanda.

Una reducción en los precios de estos nuevo vehículos y su accesibilidad al consumidor, junto con una mejoría sustancial en su desempeño con respecto a los motores de combustión interna, seguirá impactando en el aumento de la demanda y el gusto del consumidor por utilizar vehículos eléctricos.

El consumidor motivado por objetivos de mayor eficiencia y por la conciencia ecológica cada vez más presente en los individuos, generarán un gran impacto en la industria de metales básicos (commodities) durante la próxima década.

Hemos estado estudiando un sin número de modelos sofisticados de simulación de producción de vehículos eléctricos y de ventas, así como de los materiales y componentes que se utilizan en la fabricación de los mismos.

Dichos estudios nos permite analizar el crecimiento de la industria automotriz eléctrica, pues al analizar las proyecciones no sólo de la fabricación de automóviles eléctricos, sino también la de la producción de baterías, resulta que obtenemos de los rangos de producción y precios de los –commodities– que se utilizan para la fabricación en períodos de corto y de largo plazo.

Adicionalmente a las proyecciones de demanda y de oferta de vehículos eléctricos, uno de los factores más restrictivos es la producción de las baterías. Para entender algunas de las variables que intervienen en el suministro de este tipo de baterías, vale la pena considerar las nuevas leyes chinas que restringen la producción de baterías o el uso de algunos químicos.

También en Europa se han anunciado regulaciones con respecto al uso de ciertos elementos químicos para esta fabricación y que restringen de manera importante la producción de estas.

Adicionalmente, los anuncios del fabricantes de automóviles eléctricos como Tesla o BYD de aumentos en la producción de sus modelos de producción masiva, tendrá un efecto en los precios de los materiles escasos.

Por último, los anuncios de algunas automotrices como Volkswagen, que han invertido en empresas mineras para asegurar el suministro de los metales básicos que necesitan en el futuro, además de que se han asociado con algunas empresas mineras y con fabricantes de baterías, nos habla de la gran escala del cambio en la industria del transporte.

Hablar de baterías para acumulación de energía como componente principal de un automóvil eléctrico, así como discutir que en el mundo se consumirán millones de automóviles eléctricos durante la próxima década, es como a hablar de Henry Ford y su gran invento en 1900.

Para conocer ideas inversión con respecto almacenamiento de energía y vehículos eléctricos, platiquemos.




Image

Newsletter
Promagazine

Obtenga los aspectos más destacados de las noticias más importantes.