Regresar
COMPARTIR

Hace 98 años, cuando se creó la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las mujeres no tenían voto ni eran tomadas en cuenta en cuestiones laborales.

El sexo femenino tenía poca o ninguna voz para defender sus derechos en el espacio laboral. La situación ha cambiado mucho en los últimos años, tanto así que la mujer se convirtió en un baluarte de las empresas a nivel mundial.

Pese a que aún existen algunas barreras que detienen el crecimiento de las mujeres en las empresas, se ha alcanzado un punto en donde las organizaciones eligen el talento por encima de características como el género.

Las mujeres no sólo aspiran por un puesto en los altos rangos empresariales, los consiguen. Cada vez hay más mujeres directivas tomando las riendas de distintas organizaciones. Empresas que tienen a una mujer en el puesto de CEO han mostrado un mejor desempeño laboral según Great Place to Work.

Lo anterior se debe a que las mujeres tienen un mayor sentido de liderazgo y trabajan a partir de la colaboración, no la jerarquización promoviendo la motivación personal y fomentando la creatividad.

Muchos paradigmas deben romperse para que las mujeres continúen llegando lejos. Las empresas se limitan a contratarlas porque en el pasado se les etiquetaba con un rol casero, en donde había que cuidar a los hijos y atender la casa. Sin embargo, eso es cosa del pasado.

Algunas empresas que permiten el crecimiento de la mujer dentro de la organización han alcanzado el éxito a través de otorgarles horarios flexibles, tiempo con la familia, y a cambio recibiendo un giro distinto en la manera de hacer las cosas; mucha energía e innovación en los procesos.

Un gran ejemplo de empresas que ayudan a maximizar el potencial de los empleados y sacar el máximo en ellos es Potentor. Ya sea que se necesite llevar a la mujer a lo más alto posible dentro de la organización o cualquier otra persona, Potentor ofrece un diagnóstico de competencias que brinda un plan de capacitación personalizado.

Ellos saben que un adulto aprende a través de la necesidad de saber, la disposición para saber y hábitos efectivos que lo impulsen a serlo. Miles de mujeres trabajadoras y empresarias podrían superar sus límites y tener un mayor conocimiento de sus habilidades laborales a través de estas herramientas.

La mujer tiene un peso muy importante dentro de las empresas alrededor del mundo. El género no implica que una persona sea mejor o peor, simplemente una mujer tiene cualidades distintas a las de un hombre, que al mismo tiempo son complementarias y una clave para triunfar.




Image

Newsletter
Promagazine

Obtenga los aspectos más destacados de las noticias más importantes.