Regresar
COMPARTIR

La innovación se ha vuelto algo imprescindible para toda compañía que desea sobresalir o mantenerse como un jugador relevante en el mercado. Muchas compañías medianas y grandes han optado por contratar a algún especialista al que le dan la posición de gerente o director de innovación, pensando que de forma mágica esto va a provocar que la compañía se vuelva innovadora. Sin embargo, es común encontrar a estos managers de la innovación confundidos o son bloqueados por las barreras burocráticas y las estructuras mismas de operación de las empresas.

Resulta que la innovación no es una actividad de una persona por muy especializada que ésta sea; no se piensa que los procesos de innovación son una responsabilidad de toda la compañía y no de una sola área o dirección. Se debe contemplar que las fuentes de la innovación pueden estar dentro pero también fuera de la compañía (innovación abierta).

Un director de innovación actual sabe esto, e implementa las medidas y actividades necesarias para generar procesos de innovación hacia dentro, contemplando interacciones con el exterior, y aún así, absorbiendo innovaciones desarrolladas por entes externos a la compañía.

Recordemos que la innovación no sólo se puede dar en los productos y servicios, sino también en procesos, mercados, logística, cuestiones organizacionales y otras categorías de la empresa. Por lo tanto, existe un campo de oportunidad en donde implementar las técnicas para generar cambios e involucrar a toda la compañía.

Es por eso que una compañía debe tener en cuenta las distintas opciones de fuentes de innovación que existen. Algunas de las más actuales se mencionan a continuación:

I N T E R N O S

  • Área de investigación y desarrollo de la compañía.
  • Talento interno habilitado para realizar propuestas.
  • Programas de emprendimiento interno y técnicas de experimentación de ideas de negocios.

E X T E R N O S

  • Centros de investigación y universidades.
  • Adquisición de tecnología desarrollada por startups.
  • Compra de empresas.
  • Joint Ventures.
  • Eventos de creatividad y emprendimiento.

Una compañía debe encontrar un equilibrio dentro de su programa de innovación al involucrar fuentes tanto internas como externas. Hoy en día, son pocas las empresas que logran sobresalir centrándose únicamente en su fortaleza interna de innovación, sin incluir fuentes externas. Las empresas más innovadoras (como Apple, Microsoft, Facebook, Google, entre otras) están concientes de buscar este equilibrio y por esta razón sus programas contemplan mantener procesos activos de desarrollo de tecnologías, así como los medios para detectar innovaciones externas que pudieran ser útiles para sus propósitos y visiones.

La pregunta que deben hacerse las empresas es si sus programas de innovación existentes contemplan este equilibrio de fuerzas internas con las oportunidades que ofrecen las externas. Si no lo contemplan, podrían estar dejando ir fuertes oportunidades, o peor aún, los competidores aprovechándolas de mejor manera.

POR ULISES ELÍAS




Image

Newsletter
Promagazine

Obtenga los aspectos más destacados de las noticias más importantes.