Regresar
COMPARTIR

Por Perla Martínez

“Es inconcebible una revolución que no desemboque en la alegría.”
Julio Cortázar

La idea inició a raíz de asistir a la conferencia de Alberto Herrera, Director en México de Change.org en el Foro Mty del 2016 e imágenes que me perseguían desde un tiempo atrás: el Parque Fundidora al terminar algunos de los muchos festivales musicales y su suelo convertido en un campo minado. Las minas: vasos plásticos desechables.

Me cansé de esperar a que el cambio se diera por arte de magia y decidí que la primera “batalla” sería #RevolucionRefill. Una campaña que busca que el festival más concurrido del norte del país, Tecate Pal Norte, implemente un sistema de refill que reduzca significativamente la cantidad de residuos plásticos que genera.

Elegí ese evento porque es el primer festival grande del año, he ido varias veces y veo que tanto los asistentes como la basura va en aumento. Además, creo que es un lugar ideal para cambiarnos de chip y empezar a buscar que todas nuestras actividades sean sustentables; que mejor que la música que tantas emociones genera, se disfrute en un ambiente de respeto al medio ambiente.

Es absurdo que se genere tanta basura que es completamente prescindible. Nadie necesita un vaso nuevo y desechable por cada bebida que consume. En la edición de Tecate Pal Norte del 2013 se generaron 30 toneladas de basuracuando su afluencia fue de 40,000 asistentes. Este año rompen record con 170,000. De no hacer algo, también romperán su record en generación de basura.

Si pensamos que cada uno de los 170,000 consume 5 bebidas (agua, refresco, cervezas, etc.) por cada día del evento, estamos hablando de 1,700,000 vasos. Todos y cada uno de ellos con un periodo de degradación entre 500 y 1,000 años (“si bien nos va” estos terminarán en los rellenos sanitarios). Queremos la misma fiesta, pero con muchos menos vasos.

Hay que aclarar también algunos mitos, la gran mayoría de los plásticos no se reciclan, sino que son incinerados o enterrados en rellenos sanitarios. De acuerdo con información del Simeprode, el año pasado recibió en sus 14 rellenos sanitarios 1,573 millones de toneladas de basura.

Aún  y cuando un porcentaje de ciertos tipos de plástico se reciclan, siempre lo mejor es rechazar, reducir y reutilizar, en ese orden. El reciclaje también consume recursos y energía.

La impactante verdad es que: cada pieza de plástico que ha sido elaborada aún existe y se encuentra en algún lugar excepto por los que han sido incinerados y se convierten en aire tóxico.

Nos falta mucha cultura ambiental y eso se ve también en la falta de información al buscar datos sobre generación de basura y reciclaje en la ciudad, por ejemplo, no pude encontrar información sobre si los vasos de polipropileno (PP5), los que se usan en los festivales y también en nuestros estadios de fútbol, se reciclan o no en Nuevo León, todo indica que no, y al parecer nadie se ha preguntado cosas básicas, como por ejemplo, ¿cuánta basura se genera en los juegos de Tigres y Rayados? La información no se genera porque hasta hoy no ha habido suficiente interés.

La adicción al consumo de plásticos desechables es mundial, se estima que 25 millones de toneladas de plásticos se acumulan en el ambiente anualmente (océanos, rellenos sanitarios, ríos, bosques, playas y maravillas naturales). Éstos también envenenan nuestra cadena alimenticia al ser ingerido por peces en los océanos, para el 2050 los científicos estiman que habrá más plástico que peces.

Países como India y Francia han prohibido su uso, así como el de las infames bolsas de plástico. Pedimos a Apodaca Music Group, CM/HEINEKEN México y Parque Fundidora, como organizadores de Tecate Pal Norte que:

  1. Animen y permitan que la gente lleve sus propios vasos reutilizables.
  2. Limiten la venta a un solo vaso reusable (los famosos “conmemorativos”) por persona (implementando estrategias que incentiven el reuso como descuentos en compra de bebidas y devoluciones de depósitos por retorno de vasos).
  3. Eliminar la venta de agua embotellada, reemplazándola por estaciones de refill gratuitas.

 

Esta solución es recomendada y avalada por organismos como KAMBE Creative Sustainable Events y ha sido aplicada con éxito en festivales como Bonnaroo, Pickathon, etc. A la fecha, ninguno de los tomadores de decisiones me ha contactado, la propuesta ha tenido muy buena aceptación por la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Nuevo León, algunos artistas e influencers locales, la Cervecería Bracino y por la gente que han mostrado su apoyo firmando la propuesta.

Hasta hoy llevamos alrededor de 3,200 firmas. Ojalá que pronto escuchemos de los organizadores y su posición respecto a nuestra propuesta. Aún no se ha oficializado la implementación del refill, pero cada uno de los asistentes podemos hacer esta idea posible fácilmente, llevando nuestros propios vasos reutilizables (esperamos que Pal Norte anuncie antes del evento que sí permitirá ingresarlos) o si adquieres un vaso en el evento los utilices para todas tus bebidas y al final te lo lleves a casa.

La intención de #RevolucionRefill es promover esta iniciativa en todo tipo de eventos masivos, así como en cafeterías, bares, restaurantes, supermercados, etc., y que finalmente el uso de desechables plásticos y de poliestireno (unicel) se prohíba y sólo cuando sea necesario se utilicen los compostables, elaborados con polímeros de plantas.

Es una idea muy simple que puede tener un alto impacto. Síguenos en Facebook para más información y firma la propuesta para sumarte a nuestra causa.




Image

Newsletter
Promagazine

Obtenga los aspectos más destacados de las noticias más importantes.