¡ATENCIÓN A TODAS LAS EMPRESAS! CONOZCAN LOS 3 HORIZONTES DE CRECIMIENTO
probusiness

¡ATENCIÓN A TODAS LAS EMPRESAS! CONOZCAN LOS 3 HORIZONTES DE CRECIMIENTO

Por Ulises Elías
Uno de los conceptos desarrollados por McKinsey & Company a finales de los 90, fue el de Los 3 horizontes de toda organización. En éste plantean que cualquier organización debe de tener un portafolio...

Ulises Elías 

     Uno de los conceptos desarrollados por McKinsey & Company a finales de los 90, fue el de Los 3 horizontes de toda organización. En éste plantean que cualquier organización debe de tener un portafolio de iniciativas que exploten sus unidades de negocios actuales, pero también las unidades de negocio futuras. Solo al mantener el portafolio lleno, puede una organización asegurar los nuevos motores de crecimiento cuando los motores existentes empiecen a fallar. La mayoría de las organizaciones fallan al desarrollar estos nuevos motores o unidades de negocios a futuro, que serán los que den el sostenimiento a sus compañías, esto ya que se avocan únicamente en explotar sus unidades de negocio existentes.

     Todos los negocios eventualmente maduran. Por lo que el crecimiento sostenido requiere iniciativas que conduzcan a la compañía en un crecimiento de nuevos negocios. Es aquí donde entra el concepto de los 3 horizontes del crecimiento. Es un enfoque de 3 estadíos de crecimiento que permiten considerar las 3 fases del ciclo de los negocios: embriónico, emergente y madurez. 

     El horizonte 1 contiene los negocios que generan las utilidades hoy en día. Estos negocios pueden tener algo de potencial de crecimiento actualmente, pero eventualmente, su crecimiento se detendrá y declinará. También éstos permiten proveer las herramientas, habilidades y recursos para las siguientes fases de crecimiento. Aquí entran las expansiones de mercado de los productos y servicios actuales, la reducción de costos, entre otras.

     El horizonte 2 consiste en desarrollar los negocios más prominentes que quizás generen o no ganancias en el corto plazo, pero la apuesta es que lo hagan en el mediano plazo, y que éstas sean prominentes. Estas iniciativas son nuevos emprendimientos de crecimiento acelerado, requieren de inversión para que tomen forma y se posicionen en el mercado. Algunas de estas unidades de negocio no subsistirán, pero se requiere poner una apuesta en varias de ellas para tener éxito. En este horizonte se pueden dar casos de nuevas aplicaciones de las tecnologías existentes, spin ofs de productos y servicios, que se encuentran en fase de validación y que ganan momentum de forma rápida en el mercado. 

      En el horizonte 3 es donde se encuentran las iniciativas de negocios que están a nivel embriónico y son posibilidades a perseguir en un futuro; son las que probarán ser suficientemente atractivas para invertir y perseguir. Son más que ideas, son actividades concretas y de inversión. En este horizonte la organización apuesta por la iniciativas del futuro. Son productos y servicios generados ya sea por colaboradores o por nuevas empresas (startups) que prometen ser disruptivas en el sector. 

     Para el horizonte 2 y 3 existen diversos mecanismos o metodologías que permiten generar las iniciativas del futuro. Algunas de estas metodologías, de las cuales hemos hablado en artículos anteriores, son los venture builders, los programas de intraemprendimiento y las aceleradoras corporativas. 
     Es importante que la organización revise dentro de su planeación si contempla iniciativas en los 3 horizontes y hacer un análisis de consistencia para revisar si están dedicando los recursos, tiempo e importancia a cada uno de ellos.

 

Edicion Impresa