@faridieck MÁS QUE UNA MOTIVACIÓN, UNA FORMA DE ENCONTRAR TU “PARA QUÉ”
highlights

@faridieck MÁS QUE UNA MOTIVACIÓN, UNA FORMA DE ENCONTRAR TU “PARA QUÉ”

Por PRO Magazine Staff
No planeo qué es de lo que voy a hablar, se me ocurre en el momento y luego elaboro una estructura o una especie de guion y con base en él es como hago el discurso.

NO PLANEO QUÉ ES DE LO QUE VOY A HABLAR, SE ME OCURRE EN EL MOMENTO Y LUEGO ELABORO UNA ESTRUCTURA O UNA ESPECIE DE GUION Y CON BASE EN ÉL ES COMO HAGO EL DISCURSO.

“No tengo idea de quién sea Farid Dieck pero este video realmente me conmovió y espero algún día poder decir como él: ‘cambié mis lágrimas por sonrisas’”. Son más de 10 mil comentarios, de este tipo, y 11 millones de vistas, tan sólo en Facebook, los que acumula uno de los videos más populares de este joven emprendedor social y creador de contenido motivacional.

“Tú no estás aquí por un porqué, estás aquí por un para qué”, predica Farid Dieck en sus exitosas publicaciones, que han traspasado fronteras por diversos países de Latinoamérica y que le han permitido impactar positivamente a una de las generaciones más incomprendidas. “La razón principal de empezar a crear videos, o mi ‘para qué’, fue prácticamente utilizar mi vida como un instrumento para el bien de la humanidad y de esa manera usar las redes sociales para transmitir un mensaje esperanzador, que creo que es lo que le hace mucha falta a este mundo”, destacó Farid.

Es músico, escritor, maestro y, además, cofundador de una empresa dedicada a crear productos sustentables que a la larga logren tener un impacto socioambiental, como su propia línea de zapatos hechos con llantas recicladas o calcetines creados con fibra de bambú. Sus experiencia de vida, como de emprendimiento, quedarán plasmadas en su primer libro titulado “Para ti: las cosas no pasan por algo, pasan para algo”.

Contrario a lo que muchos tal vez crean, Farid realiza una extensa investigación antes de hablar sobre un tema en sus videos; para llevar a cabo “Eres tú” —uno de los más populares—, donde habla sobre el amor propio y la apariencia física, tuvo que leer artículos y ver documentales para desarrollar mayor empatía con las personas que han padecido trastornos como la anorexia o bulimia.

“No planeo qué es de lo que voy a hablar, se me ocurre en el momento y luego elaboro una estructura o una especie de guion y con base en él es como hago el discurso”, compartió Farid. “Es una combinación entre guion y espontaneidad que termina siendo muy diferente a lo que está escrito; obviamente todo lo que escribo no se basa simplemente en lo que pienso en el momento, sino que hago una investigación para poder empatizar”.

Uno de sus mejores amigos lo graba, pero Farid edita — para lo cual tuvo que aprender por medio de tutoriales en Internet—, además de que compone y produce la música dentro de cada uno de sus videos. “A lo mejor la gente no presta mucha atención, pero todos mis videos tienen música y no está ahí por una causa, está ahí para una razón. Está hecha y editada de una manera especialmente para el discurso. Si está sonando cierto acorde es porque estoy diciendo cierta palabra, entonces la música está realmente conectada con el mensaje”, platicó.

Tal vez una de las claves del éxito en sus videos es que Farid, literalmente, se autodenomina un control freak que debe cuidar cada elemento dentro de los mismos, sin embargo, está convencido de que todo consiste principalmente en poder hacer feliz a otras personas, eso para él es el verdadero significado del éxito y por lo que vale la pena el esfuerzo detrás de todo su trabajo.

“Es difícil, me desvelo bastante y duermo muy poco. Cuando hago videos y los edito, me duermo como hasta las 4 de la mañana, sin embargo, siento que es algo que iré descubriendo, ese punto donde voy a poder a hacer las cosas y llegar a un equilibrio. No me importa tener un costo personal siempre y cuando tenga el efecto que está teniendo todo lo que hago”, recalcó.

Clave del éxito: Utiliza tus habilidades y herramientas para el servicio de las demás personas.

Edicion Impresa