COACHING REAL VS. PSEUDO COACHING
probusiness

COACHING REAL VS. PSEUDO COACHING

Por Roberto Guzmán
Para ser un verdadero coach tienes que cumplir con estos 5 rubros.

Con este mundo tan frenético y lleno de caos la mayoría de la gente se encuentra confundida en cuanto a lo que quiere y desea, no saben cómo conseguir sus objetivos o simplemente no encuentran la motivación o ganas para luchar por ellos.

Debido a esto nace la necesidad, por no decir “moda”, de tener/contratar un coach para cualquier cosa que se quiera lograr, por ello mismo la oferta en el coaching se ha incrementado en los últimos años. Hoy en día, existe coaching para muchos rubros: vida, salud, deportivo, empresarial, negocios, PNL, entre los más reconocidos. Todo esto es excelente porque se generan más fuentes de trabajo y la gente que contrata este tipo de servicios está un paso más cerca de lograr aquello que tiene propuesto.

Lo que hay que recalcar en este tema es que hay de coaches a coaches: gracias a un incremento en la demanda de estos servicios están saliendo muchas personas que creen tener lo necesario para ser un coach o que simplemente ponen fotos de estudio agradables en su perfil, abren una página de Facebook y, ¡sorpresa! Ya son coaches de vida. O tristemente ven la oportunidad de sacar dinero sin tener una vocación real para esto.

Hay que entender que para ser un verdadero coach tienes que cumplir con ciertos rubros, entre ellos están:

  1. Tener un interés genuino en ayudar a la gente con sus problemas
  2. Una ética de trabajo impecable
  3. Estar constantemente ampliando su conocimiento en cursos, certificaciones, diplomados, etc
  4. La amabilidad y humildad tienen que ser su emblema y parte de él
  5. Ser congruente lo que predica con sus actividades del día a día

 

Hay “coaches” que te hablan sobre cómo tener un físico impecable, pero ellos no entrenan ni se alimentan para ello; existen otros que te guían en el camino de la vida, pero ves sus historias personales y están llenas de incongruencias con familias disfuncionales. Hay otros que utilizan técnicas manipuladoras para que, al final de las cosas, sean mayores beneficios para ellos.

Ve con el coach que emane buena vibra, que su filosofía concuerde con sus acciones, que te hable de valores fundamentales, que se interese realmente por ti y no por tu dinero: un coach que tenga gran corazón.

Si tú estás pensando en contratar a alguien que te dé un servicio de coaching, sea cual sea, por favor analiza bien la historia de ese coach y decide inteligentemente, porque recuerda que esa persona será la responsable de ayudarte a sacar lo mejor que hay en ti para que puedas lograr esa meta que tanto anhelas.

Y tú, ¿qué clase de coach vas a contratar?

-

Roberto Guzmán Garza

CEO & Coach – Training Brothers

Edicion Impresa