FEMVERTISING: EL FUTURO DEL MARKETING
highlights

FEMVERTISING: EL FUTURO DEL MARKETING

Por PRO Magazine Staff
LOS EFECTOS DE LA PUBLICIDAD VAN MÁS ALLÁ DE REALIZAR UNA VENTA O NO, TIENE REPERCUSIONES SOCIALES Y CULTURALES IMPORTANTES.

El uso de estereotipos de género y la objetivación del cuerpo femenino, entre otros muchos detalles, han hecho que la relación de la mujer con la publicidad esté lejos de ser buena. Por años, más que identificarse con las imágenes que encuentra en la televisión, revistas, periódicos y anuncios panorámicos, se enfrenta a representaciones negativas, imposibles de alcanzar y encasilladas a un rol, que pueden llegar a afectar su autoestima, su percepción de sí misma, etcétera.

Con la incursión de la mujer en el mundo del marketing, que ha sido un proceso en sí mismo lento y difícil, ha surgido un nuevo término: femvertising. Se trata de publicidad que se propone empoderar a las mujeres y que responde a la inconformidad de muchas consumidoras ante la manera en la que las compañías intentan venderles sus productos o servicios. SheKnows, una plataforma dedicada a este tipo de marketing, premia anualmente las mejores campañas dentro de rubros como Humor, Social Impact, Inspiration, Dadvertising, Next Generation, entre otros.

Las marcas que han optado por femvertising, además de contribuir al rompimiento de prejuicios y a poner imágenes nuevas y contrastantes de la mujer del siglo XXI, se han ganado la preferencia y lealtad de nuevas clientas, ya que el 52% de las mujeres encuestadas por SheKnows aseguró haber comprado productos después de ver representaciones positivas de la mujer en la publicidad de dicha compañía y 45% compartió sus anuncios en redes sociales. Es un ganar-ganar, ya que tanto el usuario como el emisor del mensaje obtienen un beneficio, ya sea emocional o monetario.

Para todos aquellos interesados en este tipo de marketing, SheKnows publicó una serie de consejos para crear publicidad promujer: (1) no usar de manera excesiva el Photoshop, no es necesario que cambiemos la figura o el cutis de manera drástica; (2) evitar representar al hombre como un sujeto incapaz de comprender asuntos del hogar, de la crianza de los niños, etcétera; (3) mostrar diferentes tipos de belleza, no sólo la que los medios tradicionales presentan al público; entre otras.

Edicion Impresa
EDICIÓN 35